Kiosco

El Periódico Extremadura

EL CIGARRO NO CAMPARÁ A SUS ANCHAS

Un vicio con malos humos

En casi el 100% de los espacios públicos donde hay menores de edad, el aire retiene restos de tabaco con numerosas sustancias cancerígenas. La AECC quiere ponerle coto en Cáceres

Taller de dibujo de la Asociación Contra el Cáncer en el Rodeo, con los niños. CEDIDA

Extremadura es la comunidad autónoma donde más se fuma. Lo hace una de cada cuatro personas. La edad de inicio se sitúa a los 14 años. De momento, ni la subida del precio del tabaco ni prohibiciones como la de impedir su consumo dentro de bares y restaurantes parecen reducir este hábito. De hecho, se trata de la segunda sustancia tóxica más consumida entre los 14 y los 18 años. Luego llegan las cifras que nadie quiere escuchar: cada día mueren en España 160 personas a causa del tabaquismo. «Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) llevamos muchos años alertando de estos datos, y además hemos comenzado a hacer hincapié en la importancia de defender también al no fumador, al fumador pasivo».

Recogida de firmas de la Asociación Contra el Cáncer en Cáceres. CEDIDA

Así lo explica Ignacio Lucero Rufo, gerente de la delegación cacereña de la AECC, que pone de relieve los inquietantes datos que maneja el colectivo. Por ejemplo, en casi el 100% de los espacios públicos donde hay menores existen restos de humo de tabaco perjudiciales para la salud, un humo que produce cáncer, «ya que contiene más de 70 sustancias cancerígenas». Esta exposición en niños multiplica el riesgo de tumores de pulmón en la edad adulta, pero además, a corto plazo, recuerda Ignacio Lucero, esos menores tienen un 50% más de probabilidades de sufrir otitis, un 30% más de infecciones respiratorias, y un 20% más de crisis asmáticas. Un ejemplo: «En el 95% de las terrazas hay restos de este humo», advierte.

"La exposición al tabaco eleva el riesgo del menor de padecer otitis, infecciones respiratorias o asma"

IGNACIO LUCERO - Gerente de la Asociación Contra el Cáncer en Cáceres

decoration

Por ello, las últimas campañas de la AECC se centran en evitar la exposición del no fumador. De ahí la propuesta de crear ‘Espacios sin humo’. La provincia de Cáceres ya es la más avanzada, con dos de ellos en Plasencia y uno en Navalmoral, y en breve diez en Cáceres, gracias al convenio que se firmará con el ayuntamiento. Además, la AECC seguirá hasta el 30 de junio con la recogida de firmas para restringir el cigarrillo en El Rodeo dentro de una campaña nacional. Aunque se trata de una zona ya contemplada en el acuerdo con el consistorio, continuará con ella para presentar dichas rúbricas ante el ministerio y pedir la agilización de la nueva ley antitabaco, pero también para llevar hasta este parque sus actividades de dinamización. Quien desee aportar su firma puede hacerlo en las farmacias y en ‘https://acuerdocontraelcancer.com/espacios-libres-de-humo/#firma’.

Las actividades se extenderán al resto de las áreas verdes de Cáceres donde se solicitará no fumar, «porque no se trata de colocar solamente un cartel», explica Ignacio Lucero. Así, los voluntarios de la AECC informarán sobre los cursos de deshabituación tabáquica, cambiarán piruletas por cigarros (durante estos días han regalado cerezas del Jerte), realizarán dibujos con niños y, el próximo curso, desarrollarán en los parques un calendario de acciones preventivas con colegios e institutos.

El objetivo consiste en erradicar el tabaco de los espacios públicos (una colilla desprende un 14% de nicotina durante al menos 24 horas), y sobre todo de la vida de las personas. «Debemos lograr que lo anormal sea ver a alguien fumando, acabar con ese cigarrillo social normalizado, para llegar a la primera generación libre de humo», subraya el gerente. 

Compartir el artículo

stats