Kiosco

El Periódico Extremadura

el juicio estaba señalado este jueves en la audiencia provincial

Piden diez años de cárcel a un hombre por abusar de su cuñada durante ocho años

La mujer tiene discapacidad "reconocida y elevada" y los hechos se prolongaron desde 2012 hasta 2019

Imagen de la Audiencia Provincial de Cáceres. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

La Fiscalía Provincial de Cáceres pide diez años de prisión para un hombre por abusar sexualmente de su cuñada con discapacidad durante ocho años. El juicio estaba señalado para celebrarse este jueves en la Audiencia Provincial de Cáceres. El ministerio público le acusa de un delito continuado de abusos sexuales y aparte de la pena de prisión, pide para el imputado diez años más de libertada vigilada, la prohibición de acercarse a la víctima a una distancia inferior a 200 metros y en concepto de responsabilidad civil, una indemnización de 50.000 euros por los daños morales ocasionados. 

En la vista estaba previsto que comparecieran el acusado y prestaran su testimonio la víctima y su hermana --la entonces esposa del acusado-- y testigos. El juicio se acompaña de las pruebas periciales y de las documentales.

Según expone el escrito de acusación al que ha tenido acceso este diario los hechos que se han denunciado se iniciaron en el año 2011 cuando a finales de mayo de este año tras el fallecimiento de su madre, la víctima se fue a vivir con su hermana en un pueblo de Cáceres debido a que necesitaba la asistencia cotidiana de terceras personas al presentar una discapacidad reconocida y elevada. En el domicilio residía el marido de la hermana, el acusado por los abusos, y el hijo de ambos. 

El documento expone que el 21 de diciembre estando solos en el domicilio el acusado y la víctima, ella se fue a dormir a su habitación. En ese momento el procesado se desplazó a su habitación mientras se desnudaba y «con ánimo libidinoso» comenzó a tocarla. Tras esto, la víctima se metió en la cama, el procesado sin el consentimiento de su cuñada se echó encima de ella, la desnudó y abusó de ella. Tras esto, el imputado abandonó la habitación y le pidió a la víctima que no dijera nada. 

Este tipo de hechos se sucedieron en años posteriores y en un número indeterminado de ocasiones cuando el procesado se encontraba a solas con la víctima en el domicilio común y siempre contra la voluntad de la víctima. El documento concreta se sucedieron situaciones similares hasta el verano de 2019. 

Ya en junio de 2020, tras un acuerdo de sus hermanos para atenderla por temporadas, la víctima se fue a vivir con otro familiar sin contarle nada de lo que había ocurrido «pues de tanto habérselo repetido el procesado y debido a su discapacidad, realmente pensaba que era un secreto», no obstante, «debido al temor y la angustia que le generaba tener que volver a convivir con el acusado, dado el sistema de turnos que había acordado con los hermanos, comenzó a contar a algunos familiares lo que el procesado le había estado haciendo durante años. El 10 de noviembre de 2020 denunció ante la Policía los hechos acompañada de su hermana.

Compartir el artículo

stats