Kiosco

El Periódico Extremadura

campaña de verano para evitar la siniestralidad al volante

Cáceres: menos accidentes en las carreteras pero más muertes

La provincia registra en lo que va de año 213 siniestros con once fallecidos. En el mismo periodo del año anterior, contabilizó 230 accidentes con 7 muertos

Imagen del dispositivo de la Guardia Civil instalado en la carretera del Casar de Cáceres. GUARDIA CIVIL DE CÁCERES

Menos accidentes en las carreteras pero más muertes. Este es el balance en lo que va de año de las carreteras de Cáceres. Según los datos que dio a conocer a los medios este martes la Jefatura Provincial de Tráfico, en la provincia desde que comenzó 2022 se han registrado 213 siniestros al volante y 11 fallecidos. En el mismo periodo del año anterior, se produjeron 230 accidentes y se notificaron 7 fallecimientos .

Estos datos se hicieron públicos este martes en una convocatoria para presentar la campaña de verano que pone en marcha la Guardia Civil para reducir la siniestralidad en las carreteras. De esta forma, la benemérita anunció que pondrá en marcha a lo largo del verano controles de velocidad para reducir la tasa de accidentes.

La velocidad es precisamente uno de los factores que inciden en la cifra de siniestros, ya que entre un 25% y un 30% de los accidentes se producen o implican esta causa.

En cuanto a los controles que mantendrá activos la Guardia Civil a lo largo del verano, fue este martes cuando se instaló el primer radar móvil desde primera hora de la mañana en la carretera hacia el Casar de Cáceres. En menos de media hora, el dispositivo detuvo a un conductor que conducía a 103 kilómetros por hora en una vía señalada a 90 kilómetros por hora. En este caso, la multa fue de 100 euros, 50 euros si se abona en las siguientes horas y no supuso la retirada de puntos del carnet.

También se realizarán controles de alcoholemia a los conductores que rebasen la velocidad que señala la carretera.

Las carreteras más peligrosas: de la N-523 a la EX-206

Los radares se instalarán, precisa la Guardia Civil, en las carreteras de la provincia cacereña especialmente conflictivas o con un nivel de siniestralidad más elevado. Entre ellas se encuentran la N-523 que conduce a Badajoz, la EX-206, la N-521 o la EX-203 que conduce al Valle del Jerte.

En cuanto a las recomendaciones a la hora de ponerse al volante en verano, encabeza la lista la "prudencia" en cuanto a la velocidad especialmente en este tipo de vías y el respeto escrupuloso a la señalización de tráfico.

Compartir el artículo

stats