Kiosco

El Periódico Extremadura

la mesa de contratación se decantó por su oferta con un presupuesto de 20 millones, 30.000 € menos que la que se descartó

La concesionaria de las ambulancias en Cáceres renuncia bajo sanción de 620.000 €

Nuevas Ambulancias Soria resultó adjudicataria y no ha cumplido el plazo para empezar a operar. Ambuvital, la otra oferta que se presentó, seguirá con la gestión del servicio sanitario en la provincia

Una ambulancia con el logo de Ambuvital, la empresa que seguirá con la gestión del servicio de transporte sanitario en la provincia de Cáceres. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

La empresa que resultó concesionaria del servicio de las ambulancias en Cáceres renuncia a la adjudicación y se enfrenta a una multa de 620.000 euros. Según han confirmado fuentes de Ambuvital, la entidad que hasta ahora ha gestionado el servicio con tramitación de urgencia tras el fin de contrato con Tenorio y que también se presentó al concurso, la entidad soriana no ha cumplido los plazos previstos en el contrato para empezar a operar en la provincia y por tanto, se expone a una sanción por incumplir los términos de la adjudicación.

En concreto, se hizo con el contrato por 20.924.825 euros frente a los 20.956.000 euros de la propuesta presentada por la UTE entre Ambuvital y Transportes Sanitarios Virgen de Belén. La propuesta de adjudicación fue realizada por la mesa de contratación el pasado 13 de junio mediante un acto telemático. Tal y como se recoge en el acta y después de que la UTE subsanara los errores en la documentación, la mesa valoró con 96,78 puntos la propuesta de Nuevas Ambulancias Soria y con 21,13 la oferta presentada por Ambuvital. 

Días después de esta preadjudicación, la Junta de Extremadura comunicó a la empresa descartada que la adjudicataria no había enviado la documentación pertinente y por tanto no se hacía cargo del contrato y le daba un plazo de cinco días --hasta este martes-- para confirmar que podía sustituir a la que en un principio iba a quedarse con el servicio. Si no hay contratiempos, la previsión es que la adjudicación definitiva se materialice en los próximos días. 

En relación a esta situación, este diario pidió una valoración al propio Servicio Extremeño de Salud (SES) que aseguró que no tiene más declaraciones que hacer «más allá de lo escrito por la mesa». En cuanto a los argumentos por los que Ambulancias Soria ha desestimado el contrato, incide en que las aclaraciones deben pronunciarlas ellos. Por último, en relación a la posible sanción, reitera que la responsable de este asunto es la comisión jurídica, que es la que resuelve estos conflictos.

Sobre la cantidad de la multa a la que deberá hacer frente tras renunciar el contrato, corresponde al 3% del importe total del presupuesto fijado en 20,9 millones de euros y se justifica en no haber cumplido con el punto 8.4 de la adjudicación «que hace referencia a los plazos previstos para empezar a operar en la provincia». 

En concreto, este punto recoge que «de no cumplimentarse adecuadamente el requerimiento en el plazo señalado, se entenderá que el licitador ha retirado su oferta, procediéndose a exigirle el importe del 3 por ciento del presupuesto base de licitación, IVA excluido, en concepto de penalidad, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 71.2.a) de la LCSP; procediéndose en ese caso a recabar la misma documentación al licitador siguiente, por el orden en que hayan quedado clasificadas las ofertas».

De esta forma, y si no hay cambios de última hora, Ambuvital se mantendrá al frente de un servicio que en los últimos años ha sido objeto de un conflicto laboral. Esta misma empresa también asumió el servicio en Badajoz pero en este caso, ha sido la empresa Asistencia Los Ángeles la que se hará cargo del transporte sanitario con un contrato de 26 millones. 

En el caso de la provincia pacense, Ambuvital denunció actos vandálicos contra sus ambulancias en varias localidades, unos hechos que denunció la empresa a la Policía y que atribuyó a la ruptura de las negociaciones para el convenio colectivo. 

Condiciones laborales

Este nuevo contrato ha arrastrado controversia desde que se puso en marcha debido a que los sindicatos denunciaron que el pliego de condiciones estaba «infradotado económicamente». Pedían los colectivos sindicales que no se mantuvieran las condiciones laborales que tenían los trabajadores de las ambulancias cuando Ambulancias Tenorio prestaba el servicio. 

Finalmente, el concurso de las ambulancias fue convocado por el SES en mayo con un presupuesto de 47 millones, 9 más que el anterior que fue declarado nulo por tras una sentencia del Supremo. De nuevo, la mesa de contratación propuso adjudicar la prestación del servicio a dos compañías de fuera de la región. 

Compartir el artículo

stats