Kiosco

El Periódico Extremadura

LA DEUDA VIVA DE LAS ENTIDADES LOCALES DE LA PROVINCIA DE CÁCERES

Los ayuntamientos cacereños mantienen un débito con bancos de 63 millones

Los más endeudados por habitante son Santa Marta de Magasca, Plasenzuela y Herguijuela. El que más adeuda es Plasencia, con 30 millones de euros. Hay 158 consistorios que no deben nada

Fachada del Ayuntamiento de Plasencia, que es el que tiene una deuda mayor, casi 30 millones. TONI GUDIEL

Los ayuntamientos de la provincia de Cáceres tenían una deuda viva a 31 de diciembre de 2021 de 63 millones de euros, según el informe que ha publicado el Ministerio de Hacienda. Son dos millones menos que lo que adeudaban el año anterior, cuando ascendía a 65,1 millones. El que tiene mayor deuda es el Ayuntamiento de Plasencia, con casi 30 millones de euros. Pero es más llamativo el caso de otros pequeños ayuntamientos por la deuda por habitante. En Plasenzuela, con solo 477 vecinos, la deuda viva que tiene su ayuntamiento es de 2.758.000 euros, sale a una media de 5.782 euros para cada uno de sus habitantes. En Santa Marta de Magasca es de 3.979 euros por cada uno de sus 301 vecinos al ser el débito de su consistorio de 1.198.000 euros.

El Ministerio de Hacienda publica cada año la deuda viva que tienen los consistorios. Este débito se corresponde, salvo excepciones, con las deudas que las entidades locales tienen con bancos por las operaciones de préstamo que se contratan para sufragar inversiones. Son las cantidades pendientes de amortizar. No está incluida la deuda que los ayuntamientos tienen de otras operaciones, en su mayoría presupuestarias, que están pendientes de abonar. 

Así, por ejemplo, la deuda vida del Ayuntamiento de Cáceres es de 16,5 millones que se reparte entre tres operaciones de préstamo contratadas con entidades de crédito, la última no se termina de amortizar hasta el año 2029, más otro préstamo que concedió el Ministerio de Industria. Pero además el ayuntamiento cacereño tenía al cierre del pasado año otra deuda de 16,7 millones, en su mayoría de obligaciones pendientes de pagar de los presupuestos. Y también había otros cuatro millones de operaciones pendientes de aplicar a los presupuesto (estas últimas se atienden con el remanante de tesorería). La deuda viva no cifra la deuda total que tienen los consistorios, sino que está referida por lo general a débito a medio y largo plazo que se tiene que amortizar en una o varias anualidades.

Deuda del consistorio de Cáceres a 31 de diciembre. J. L. BERMEJO

Sin embargo, la mayoría de los ayuntamientos de la provincia de Cáceres no tienen deuda. Son 158 de los 223 que hay en la provincia, entre los que está el tercero de mayo tamaño, Navalmoral. Por contra, los cinco ayuntamientos que tienen más deuda son los de Plasencia (29,9 millones), Cáceres (8,4 millones), Madroñera (4), Plasenzuela (2,7) y Talayuela (1,3). En cuanto a la deuda por habitante, hay cinco ayuntamientos que superan los mil euros, además de los dos citados están Herguijuela, Villamesías y Madroñera. En otros dos municipios se acercan al millar. Son Cañaveral (986 euros por habitante para una deuda de su ayuntamiento de 1.010.000 euros) y Alía (893 euros por habitante). 

 La deuda viva de los 223 ayuntamientos de la provincia se ha ido reduciendo en el último lustro tras alcanzar los 100 millones de euros en 2016. Desde esa fecha se ha ido recortando en unos diez millones de euros anuales.

Hacienda no cifra toda la deuda del ayuntamiento de la capital

El Ministerio de Hacienda no cuantifica en su informe el total de la deuda viva que al cierre del pasado año tenía el ayuntamiento de la capital. Solo incluye la suma de tres de las cuatro operaciones de préstamos que en esa fecha tenía vivas el ayuntamiento, en concreto las que se tienen con Unicaja-Liberbank (contratada en 2017 y que permitió cumplir con el pago de cantidades fijadas en sentencias, en su mayoría por expropiaciones de suelo), con el BBVA (que se contrató en 2018 para refinanciar una operación de préstamo anterior con Caixabank, también para el pago de expropiaciones, y así abonar un tipo de interés inferior) y un préstamo con el Ministerio de Industria que se termina de amortizar este año. Las dos primeras dan una suma de 8 millones, procedente casi todo de las expropiaciones de hace más de una década, lo que da una muestra de como estas operaciones de adquisición de suelo, muchas de ellas especulativas, han lastrado y están lastrando la hacienda local. La suma total que como deuda viva del Ayuntamientos de Cáceres da el Ministerio de Hacienda en su informe es de 8,4 millones. 

Sin embargo, la deuda total que había al cierre del pasado año era de 16,7 millones. El ministerio no ha incluido en su informe la última, por importe de 8,1 millones y que se contrató con Abanca para la financiación de inversiones. La operación se cerró con el banco en el último cuatrimestre del pasado año, aunque no se empezará a amortizar el principal hasta 2023.

El ayuntamiento puede reducir parte de esta deuda, incluso eliminar una de las tres operaciones de préstamo que todavía tiene vivas y pendiente de amortizar, con la parte del remanente de tesorería al que todavía no se le ha asignado un destino. 

Compartir el artículo

stats