Kiosco

El Periódico Extremadura

HACE TRES DÉCADAS SE HIZO UNA PERMUTA POR LA CASA DEL MONO, QUE AHORA SE HA DEVUELTO AL ESTADO

La Diputación de Cáceres cede al museo la Casa de los Caballos por 30 años

Así asegura la integridad del recinto ante las millonarias obras que se avecinan

A la izquierda, Casa de los Caballos (siglo XVI), unida a las Veletas. Ambas albergan los fondos del Museo de Cáceres. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

En el año 1985, el pleno de la Diputación de Cáceres acordó ceder la Casa de los Caballos al Ministerio de Cultura. Por entonces el Museo Provincial seguía creciendo dentro del Palacio de las Veletas y necesitaba este inmueble anexo para poder ampliar los contenidos expuestos. Allí se instaló sobre todo la sección de Bellas Artes. Como contraprestación, el Ministerio de Cultura cedió el uso de la Casa del Mono a la institución provincial, que ha sido ocupada hasta este año por las bibliotecas Alonso Zamora Vicente y Pedro de Lorenzo. El traslado de dichos fondos a la Universidad de Extremadura, y la devolución de la Casa del Mono al Estado, han dejado de algún modo esta permuta en el aire.

Por ello, y para que no se albergue ninguna duda sobre la integridad del Museo de Cáceres, que ocupa tanto el Palacio de las Veletas como la Casa de los Caballos (ambos del siglo XVI) y que está a punto de iniciar la mayor reforma de su historia (8 millones de euros), la Diputación ha publicado el 12 de julio en el Boletín Oficial de la Provincia la cesión de dicho edificio al Ministerio de Cultura y Deportes por 30 años.

En concreto, la institución comunica públicamente que está tramitando el expediente patrimonial de cesión gratuita de uso de la Casa de los Caballos, «inmueble dado de alta en el Inventario de Bienes y Derechos de esta corporación con los números de orden 19637 y 19638, dentro del epígrafe ‘Bienes Inmuebles’, con la calificación jurídica de ‘Bien Patrimonial’», detalla el BOP. En el plazo de 15 días, contado a partir de la publicación, cualquier persona física o jurídica puede examinar el expediente y formular alegaciones, sugerencias o reclamaciones al respecto.

En realidad, la primera cesión de la Casa de los Caballos se firmó oficialmente en 1989 por 30 años, de manera que llevaba dos en el aire. Este nuevo proceso apuntala su futuro. De hecho, el gran proyecto de obras previsto en el Museo de Cáceres comenzará por dicho inmueble, donde los trabajos durarán un año y medio. Luego continuarán por el jardín y finalmente por el Palacio de las Veletas, donde se realizarán las mayores actuaciones.

Concretamente, la Casa de los Caballos tiene unos 900 metros cuadrados en tres plantas visitables, más dos almacenes. Ahora mismo alberga la Sección de Bellas Artes con la sala 15 dedicada al Arte Contemporáneo y la sala 17 destinada al Arte Antiguo (alberga por ejemplo el cuadro ‘Jesús Salvador’, de El Greco), además de la sala de exposiciones temporales y almacenes de Etnografía y Bellas Artes . Las obras en este recinto consistirán en instalar un nuevo ascensor, cambiar todos los pavimentos y climatizar debidamente las salas como corresponde a un edificio cultural que alberga obras de su valía. También se habilitará un espacio para centralizar todas las oficinas del museo, dejando las Veletas para fines exclusivamente expositivos.

¿Y la Casa del Mono?

Mientras la Casa de los Caballos tiene su uso más que definido, no ocurre lo mismo con la Casa del Mono, cuya devolución al Estado, una vez vaciada de los fondos de la biblioteca, ha suscitado polémica desde que se tomó el acuerdo el pasado abril. Se trata de un edificio de estilo gótico cuya construcción se ordenó en el siglo XV por parte del matrimonio formado por Gonzalo de Cáceres y Marina Alonso de los Nidos. Debido a su importancia histórica y a su singularidad, el PP ha pedido al Gobierno de la Diputación un proyecto para evitar la reversión de este inmueble y para que no quede cerrado «sin fecha de apertura y sin utilización», en el corazón de una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

No obstante, la institución provincial ha insistido en que el Ministerio de Cultura tiene «una intención clara» de rehabilitar la Casa del Mono para darle un uso cultural. Explica que las graves patologías del edificio han obligado a dejarlo vacío para una reforma integral que Diputación no puede acometer al no ser titular, por lo que se ha revertido al Estado, que hará la obra. Desde la propia Diputación se ha enviado un informe detallado al ministerio con las patologías. De momento nada más ha trascendido. 

Compartir el artículo

stats