Kiosco

El Periódico Extremadura

LA MERMA DE PANTANOS, RÍOS Y ARROYOS COMIENZA A COMPLICAR EL SUMINISTRO

"Nuestro pantano ya es una sopa de hierro y manganeso"

Tres pueblos de la provincia cacereña han recibido los primeros camiones cisternas, obligados por la sequía: Peraleda de San Román, Campillo de Deleitosa y Robledo (Las Hurdes). La Diputación prevé que vayan en aumento y garantiza agua a los municipios

Un vecino coge agua de la cisterna que desde la pasada semana distribuye agua potable en la plaza de Peraleda. CEDIDA

La situación del abastecimiento en Peraleda de San Román (Cáceres) se torna «grave». Así la describe su alcalde, Pedro Estrella. El pantano es pequeño, ni siquiera 1 hm3, pero ha cumplido su papel hasta que la sequía lo ha dejado reducido a un 5%. Además, las aguas de este embalse, ubicado en un terreno de abundancia de minerales, se han concentrado tanto que «ahora es una sopa de hierro y de manganeso», afirma. La depuradora, con bastantes años, tampoco puede eliminarlos. De ahí que el pueblo ya instalara en la plaza hace una semana la primera cisterna enviada por la Diputación de Cáceres.

Se trata de una de las tres localidades de la provincia que han tenido que empezar a recibir camiones de agua gestionados por esta institución, frente a un verano aquejado por la sequía que empieza a agotar arroyos y veneros, y que merma los pantanos a una velocidad evidente. Las cisternas también han llegado ya hasta Campillo de Deleitosa y la alquería de Robledo (Pinofranqueado), en Las Hurdes.

Así lo ha confirmado el vicepresidente segundo y diputado responsable de Medio Ambiente y Transición Ecológica, Alfonso Beltrán. «Llevamos poco tiempo trasladando camiones, una semana, pero nos tememos que esto no ha hecho más que empezar», declara. «Calculamos que los peores meses serán los dos próximos, porque en agosto aumenta muchísimo la población de los municipios, y en septiembre los arroyos y los veneros, de seguir así la climatología, estarán prácticamente agotados», prevé.

Los vecinos de Peraleda acuden a la plaza a recoger agua potable. La que sale por los grifos «está clara en algunas casas, pero en otras parece ‘Coca-Cola’ por el hierro», indica el alcalde. La diputación ya está construyendo una nueva depuradora para acabar con el problema. «El año pasado también nos habilitó un pozo y esta semana empieza a abrir otro. Además, nos ha detectado las fugas de la red», señala Pedro Estrella. «Por tanto no hay quejas de la atención, lo que falta es agua". «Aquí en la zona de la Jara llueve lo justo desde hace años, y en los dos últimos ni han corrido los arroyos», lamenta.

«Aquí en la zona de la Jara llueve lo justo desde hace años, y en los dos últimos ni han corrido los arroyos»

Pedro Estrella - Alcalde de Peraleda de San Román

decoration

Peraleda cuenta con 280 habitantes. En verano sube a 600 -700. «La escuela tiene ocho alumnos pero ahora hay un campamento urbano con 68», precisa el alcalde para dar idea de la situación.

Por su parte, en la alquería hurdana de Robledo, la falta de suministro ha sido puntual debido a las fiestas, ya que el consumo ha superado la velocidad de llenado del depósito. Diputación ya ha descargado dentro una cisterna. «El problema sobre todo en las alquerías es que no hay embalses: captan el agua directamente de los arroyos a sus depósitos, calculados para su población habitual, por eso este verano, entre la falta de lluvias y el aumento de los residentes, habrá problemas», prevé el alcalde de Pinofranqueado, José Luis Azabal, que aprovecha para pedir «un uso responsable y racional» del agua.

«El problema es que en las alquerías no hay embalses: captan el agua directamente de los arroyos a sus depósitos"

José Luis Azabal - Alcalde de Pinofranqueado

decoration

La situación lo requiere. Durante los últimos veranos, la Diputación de Cáceres ha tenido que llevar alguna cisterna puntual a ciertos municipios que disparaban su población en los días de fiesta, porque sus depósitos no daban para más y porque las lluvias vienen menguando desde hace un lustro. «En esos casos eran temas coyunturales, pero lo de este verano es diferente. Estimamos que desde principios de los años 90 no se vive una situación de falta de agua como la actual», reflexiona Alfonso Beltrán.

"Durante la primavera aumentamos la partida presupuestaria para poder llevar cisternas donde sean necesarias. Pedimos a los alcaldes que lo soliciten con previsión"

ALFONSO BELTRÁN - Vicepresidente de la Diputación de Cáceres

decoration

El problema se prevé más serio en la zona norte de la provincia, curiosamente la que recibe más lluvias durante el año. «Precisamente por eso son los municipios que menos medios tienen para luchar contra la sequía, ya que se abastecen de ríos y arroyos, y no cuentan con tantos embalses como el sur de Cáceres o Badajoz. Y los cauces están mermando visiblemente este verano», subraya el vicepresidente.

La diputación ya aumentó esta primavera la partida presupuestaria para llevar cisternas donde sean requeridas. El vicepresidente pide a los alcaldes que lo soliciten con previsión para que el suministro llegue en tiempo y forma. Desde el Consorcio Provincial MásMedio se ha lanzado una campaña para pedir a la población un uso sostenible del agua.

Compartir el artículo

stats