Los bomberos del SEPEI han tenido que acceder por el balcón a un piso sito el número 5 (planta quinta) de la céntrica calle Santa Joaquina de Vedruna por la alerta de varios vecinos del edificio acerca del fuerte olor que desprendía una de las viviendas, donde residía un hombre de 85 años.

”Llevaba varios días fallecido y estaba tendido en la cama de su dormitorio”, explica Jorge Borrallo del SEPEI de Cáceres, que ha podido acceder sin demasiada dificultad por el balcón dado que una de las ventanas exteriores estaba abierta.

Fueron los propios vecinos los que dieron la voz de alarma al dejar de ver al fallecido, por lo que Policía Nacional ha dado aviso al SEPEI a las 12.45 horas. A las 13.45 horas ya estaban de vuelta.

El hombre vivía solo y había nacido en 1937, confirman los bomberos del SEPEI.

Segunda muerte en soledad este verano

El pasado 20 de julio se halló el cadáver de un hombre 58 años, era un vecino querido y conocido en la barriada cacereña del Perú, donde residía en el bloque 8 de la calle Antonio Floriano Cumbreño

También hallado tras el aviso de una familia vecina a la policía, porque hacía días que no lo veían.