El Sorteo Extraordinario de Verano de la ONCE celebrado este pasado lunes, 15 de agosto, ha dejado 400.000 euros en Cáceres a través de 10 cupones con el número 10.231 agraciados con 40.000 euros cada uno.

Los décimos premiados han sido repartidos por la vendedora con discapacidad Luisa Muriel Criado desde sus puntos de venta habituales situados en el Paseo de Cánovas, en la Plaza Mayor de la capital cacereña, La Madrila y, a última hora, por la calle Argentina.

Vendedora de los premios

Salir hoy a la calle a seguir trabajando como vendedora ambulante de la Once ha sido todo un reto para Luisa, a quién le paraban cada pocos minutos para preguntarle, felicitarle por dar el premio y quejarse en tono jocoso por no haber sido los afortunados. 

Ella lleva una temporada dedicada a repartir suerte, cinco años a lo sumo con un pequeño parón de por medio. Empezó a trabajar en la Once porque tiene una discapacidad física por su columna y otra sensorial de tipo auditivo, pero ha dedicado gran parte de su vida laboral a ser panadera y dar clases de inglés desde casa. 

Este ha sido su primer premio ‘grande’ y se siente «emocionada y contenta» y espera «que le haya tocado a alguno de los clientes habituales», desvelaba. Esta noche no ha podido dormir, estaba nerviosa por saber quiénes habían sido los premiados.

Por ahora lo desconoce, cree que han sido mayormente turistas extranjeros a los que les vendió los décimos en la Plaza Mayor de la capital cacereña, que, de ser así tendrán que regresar a España a cobrar sus premios. Recuerda a una familia de portugueses a los que les pudo haber vendido uno de estos diez décimos y le ha llegado un rumor de que una persona ha preguntado dónde cobrar el premio.

No es fácil saber qué va a tocar ni cuándo, pero Luisa tuvo un pequeño presentimiento con ese número porque aunque los que terminan en uno suelen ser menos elegidos por los clientes porque resultan menos llamativos, «este era menos feo», cree que «es el destino, ese día estaba por dar el gordo». 

A la pregunta de qué hubiera hecho ella si ese día, se hubiera quedado con ese número, como hace normalmente, y tuviera ahora 40.000 euros, responde que se «compraría una casa con piscina, viajaría, me sacaría el carnet de conducir, que es mi ilusión…».

En otros puntos de España

Además de estos cupones premiados a las 5 cifras vendidos en Cáceres este sorteo extraordinario de verano de la ONCE ha dejado una "lluvia de millones" en distintas partes de la geografía española.

Los 15 millones de euros de su premio mayor han ido a parar a Alicante, mientras que ha repartido otros 5 millones en premios de segunda categoría a razón de un millón a cada cupón agraciado en Getxo, Leganés, Sevilla, Torrent (Valencia) y Platja d'Aro (Girona) y otros casi 4 millones de euros por toda la geografía en premios de 40.000 euros al cupón.