Kiosco

El Periódico Extremadura

la asociación solo artesanos-rivendel confirma las fechas para la cita de cáceres

El mercado medieval de Cáceres se celebrará del 17 al 20 de noviembre

El ayuntamiento adjudicó su gestión por dos años a la misma empresa. La cita sale a concurso desde 2011 y la organización paga un canon de 60.000 €

Un espectáculo callejero con vestimenta de la época, durante el mercado medieval de Cáceres. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Es una de las citas más esperadas del año en la ciudad. La capital cacereña aprovecha su legado histórico y su patrimonio como escenario para recrear el medievo desde hace más de veinte en otoño, cuando la ciudad presume de agenda de eventos, y de nuevo en este año tendrá lugar el penúltimo fin de semana de noviembre, del 17 al 20. Así lo confirma ya la empresa que se encarga de organizar la fiesta, la asociación Solo Artesanos-Rivendel, que resultó adjudicataria del concurso para su gestión durante dos años, el anterior y este. 

La cita funciona con formato de concurso público desde 2011. Los diez años previos había dependido directamente de fondos municipales y de entidades colaboradoras. Fue el propio ayuntamiento, comandado entonces por Elena Nevado, el que determinó que la gestión pasaría a ser licitada para ahorrar costes. 

Según recoge el ayuntamiento en su informe de pliegos técnicos para la adjudicación de este año, hasta 2011, la estimación de ingresos por el mercado municipal cuando lo organizaba el consistorio era de 45.000 euros mientras que los gastos ascendían a 41.000 euros. 

En este caso, el concurso salió a licitación por 75.000 euros. Se presentaron cuatro ofertas y finalmente la mesa de contratación eligió a Rivendel, una empresa que cuenta con experiencia en la organización de mercados temáticos. Es la misma que organiza también el festival Almossassa en Badajoz y antes de la cita de Cáceres, viajará a León del 5 al 9 de octubre. Para quedarse con el concurso ha abonado un canon al ayuntamiento de 60.000 euros. 

En ambas ediciones deberán cumplir los mismos requisitos. Ya el año pasado repartió 150 puestos en el entorno del recinto intramuros. También contó recreación de batallas medievales en la plaza Mayor y con un desfile de madrugada y como particularidad, debido al coronavirus, no contó con espectáculos de animales, uno de los grandes atractivos de cada edición. La previsión de este año es que recupere toda la programación, ya que no están en vigor medidas para evitar los contagios. 

Este año, de nuevo, tal y como recogen los pliegos, habrá talleres y oficios antiguos como el herrero, cantero, alfarero y hojalatero. un campamento, un grupo de personajes fantásticos, un grupo de animación que interactúe con el público, actividades infantiles, exposiciones de elementos o instrumentos medievales y realización de conciertos al aire libre. 

La empresa también deberá decorar con dos lonas la entrada y la salida del mercado e instalar motivos medievales en más de treinta calles, entre ellas, foro de los Balbos, Gran Vía, plaza de San Juan, Doctor Durán, Sergio Sánchez, Donoso Cortés, Pizarro, Soledad, Santa Clara, Puerta de Mérida, plaza de Pereros, Pereros, callejón del Gallo, plaza de la Judería, Rincón de la Monja, plaza de las Veletas, San Pablo, San Mateo, Casa del Sol, calle Ancha, calle de los Condes, cuesta de la Compañía, San Jorge, Cuesta del marqués, Golfines de Abajo, Santa María, Conde de Canilleros, Arco de la Estrella, plaza de los Caldereros , calle del Mono, plaza de las Piñuelas, adarves, muralla y torres. 

Los puestos también se repartirán por al menos una quincena de calles del casco histórico y permanecerán abiertos hasta media noche. No hay una cifra mínima de expositores pero el número máximo será de 150.

Compartir el artículo

stats