El mensaje de paz que promueve el proyecto de macro templo budista en Cáceres se ha enturbiado con la polémica del viaje a Myanmar y la reunión con la junta militar golpista del país por parte de la Fundación Lumbini Garden.

A medio año de las elecciones municipales, el primer rifirrafe entre PSOE y PP a cuenta de este promocionado proyecto ya está servido.

El Grupo Popular del Ayuntamiento de Cáceres ha exigido al alcalde, Luis Salaya, que convoque de urgencia la comisión informativa que se creó sobre el proyecto en Arropez y ha criticado las actuaciones de la Fundación Lumbini Garden por “actuar en nombre de la ciudad”.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Cáceres, Rafael Mateos, asegura que “es intolerable que esta entidad haya mantenido reuniones con la junta militar golpista de Myanmar (antigua Birmania), un interlocutor no reconocido por la comunidad internacional, para buscar apoyos con los que poder levantar el proyecto budista en Cáceres”. 

Un gesto que, según Mateos, “podría poner en entredicho las Relaciones Internacionales de España y enturbiar la imagen de la capital cacereña”.

También se han hecho eco los populares de las declaraciones recogidas por el Periódico Extremadura por parte del presidente de la Fundación Lumbini, José Manuel Vilanova, en las que asegura que su presencia en Myanmar “viene produciéndose desde 2019, antes del golpe de estado” (ocurrido en febrero de 2021), pese a que la fundación “se constituyó el 10 de marzo de 2021, según consta en el Registro de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Extremadura”.

Mateos afea que la Lumbini Garden alegue presencia en Myanmar antes del golpe de estado, pese a que la fundación “se constituyó el 10 de marzo de 2021, según consta en el Registro de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Extremadura”.

Por todo ello, como ya plantearan en el último pleno municipal (el pasado jueves), los populares exigen que se “convoque de urgencia” la Comisión de Seguimiento del proyecto Gran Buda de Cáceres, en la que reclaman que Salaya “aporte todo de tipo de información al respecto en aras de la transparencia y la seriedad que un proyecto de estas características requiere”.

Respuesta del PSOE

La respuesta del Gobierno local del PSOE no se ha hecho esperar y aseguran que la citada comisión se reunirá “antes de finalizar septiembre”.

El equipo de gobierno ha solicitado a Mateos “sosiego y tranquilidad a la hora de valorar los proyectos que se encuentran en marcha ahora mismo en torno a nuestra ciudad”.

Y en respuesta directa al portavoz popular, aseguran entender que Mateos “quiera hacer su particular ‘sprint’ final de la legislatura después de tres años desaparecido, pero no debe ser a costa de poner en riesgo el desarrollo de proyectos e iniciativas que son complejas”.

El Gobierno local, en respuesta directa al portavoz popular, asegura entender que Mateos “quiera hacer su particular ‘sprint’ final de la legislatura después de tres años desaparecido”.

Proyectos que, según el ejecutivo de Salaya, “requieren de cambios en diferentes normativas y precisan de reflexiones calmadas y de la intervención de diferentes instituciones”.

También aseguran que este mismo martes, “los portavoces de la oposición han recibido información del último viaje de la Fundación Lumbini Garden y antes de que finalice el mes de septiembre está contemplada la celebración de la comisión de seguimiento del proyecto, tal y como se comprometió el alcalde en el último pleno”. 

Una comisión en la que participarán responsables de la fundación y “donde todos los asistentes podrán tener acceso a la información y al desarrollo de las iniciativas en torno a este proyecto”.