la tensión entre el ayuntamiento y la jefatura se aviva

Mateos pide soluciones al conflicto en la policía local de Cáceres

El portavoz del PP se alinea con los mandos y las centrales sindicales y exige una reorganización del modo de trabajo. Los agentes se quejan de la acumulación de eventos en la ciudad que ponen en riesgo la seguridad porque no hay suficientes dotaciones

Agentes de la policía local en Cáceres.

Agentes de la policía local en Cáceres. / EL PERIÓDICO

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Miguel Ángel Muñoz Rubio

"La Policía local de Cáceres se encuentra en una situación límite como consecuencia de la falta de previsión y coordinación de la agenda de eventos de la ciudad por parte del gobierno local. Esta situación está provocando que los agentes se vean obligados por la Concejalía de Seguridad a realizar horas extraordinarias para reforzar servicios, teniendo que cancelar sus días de descanso con apenas 24 horas de antelación", ha manifestado el portavoz del PP, Rafael Mateos, después del encontronazo que ayer los mandos tuvieron con el ejecutivo socialista.

A juicio de Mateos, "este problema para la conciliación personal se viene repitiendo desde hace meses, pero se ha agravado en los últimos días. Como ejemplo, lo ocurrido este pasado fin de semana cuando para procurar la conveniente atención a los distintos eventos culturales, solidarios y deportivos se solicitó en el último momento la presencia de doce agentes y solo se presentaron seis", tal como recogió este diario en su edición de ayer. "El malestar entre los agentes es tan evidente que incluso se plantean acciones de protestas para frenar esta insostenible situación", ha asegurado el líder de la formación azul.

Mateos asegura que "en numerosas ocasiones, la acumulación de eventos y la improvisación de Salaya y su gobierno, hacen que la presencia policial en las calles de Cáceres sea insuficiente, poniendo en riesgo no solo la celebración de los propios actos extraordinarios sino la seguridad del resto de la ciudad".

En este sentido, Mateos se ha alienado con los mandos y las centrales sindicales exigiendo una reorganización del trabajo de la plantilla "para garantizar la presencia de agentes tanto en eventos como en el día a día de la ciudad y hacer todo ello compatible con el descanso que les corresponde a los policías".

Igualmente, ha denunciado la falta de medios materiales que padece el cuerpo, "lo que incluso ha puesto en riesgo a varios agentes en sus intervenciones", según denunció la semana pasada el sindicato CSIF, que lamentó la agresión que sufrió un policía tras una reyerta en Aldea Moret. Al trasladar a la jefatura al detenido, el coche policial carecía la mampara de protección. “Es incomprensible que una Policía Local como la de Cáceres no disponga de un sistema de comunicaciones adaptado a las necesidades actuales y tengan que recurrir al uso de sus teléfonos móviles para comunicarse entre sí”, denunció el portavoz popular, que ha exigido la "intervención inmediata" del alcalde, Luis Salaya.