Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

TURISMO AL ALZA

Cáceres abrirá en Semana Santa el hotel de 4 estrellas de Pizarro

El antiguo Albarragena se somete a una reforma integral del espacio para subir de categoría. Contará con 21 habitaciones y se sumará a la limitada lista de hoteles con cuatro estrellas (6) en la ciudad

Obras en la calle Pizarro para la reforma integral del Albarragena que subirá de categoría, pasando de tres a cuatro estrellas. EL PERIÓDICO

La oferta de alojamientos de Cáceres sigue aumentando a un ritmo de vértigo, y no solo por los apartamentos turísticos (que ya pueblan buena parte del casco histórico), sino por la oferta hotelera de calidad que dará un salto cualitativo cuando abra las puertas la próxima Semana Santa el nuevo hotel cuatro de estrellas de la céntrica calle Pizarro (en el antiguo Albarragena), con una inversión que supera el millón de euros.

Con la apertura de este alojamiento Cáceres contará en su oferta turística con 7 hoteles de cuatro estrellas. Actualmente, solo ostentan esa categoría un puñado de establecimientos que llevan muchos años funcionando en la ciudad: el Ágora, el Barceló V Centenario, el Hotel Don Manuel, el Hotel Extremadura, el NH del Palacio de Oquendo y el Parador. De esta forma, con la apertura del hotel de Pizarro (que proyecta el Grupo Zaguán, marca comercial de Inversiones Albarragena), Cáceres avanzará en su posicionamiento como un enclave para el segmento hotelero premium (con la mirada puesta en el hotel de lujo del Palacio Godoy en el entorno de Santiago).

Al respecto, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), España cuenta con más de 2.500 hoteles de 4 estrellas en funcionamiento, frente a los más de 300 de 5 estrellas. Es decir, que el país se oferta como un reino del 4 estrellas, la categoría que mayor número de pernoctaciones aglutina por su estándar de calidad-precio, sobre todo de cara al mayor poder adquisitivo del turismo internacional. También es destacable que los establecimientos hoteleros que han echado el cierre durante la pandemia de covid son los de menor categoría. Los de cuatro y cinco estrellas no solo han soportado el golpe, sino que crecen en el mercado turístico. Pero sigue habiendo 572 establecimientos menos que los 16.900 que estaban abiertos en el verano de 2019, el último antes de la pandemia de la covid.

La inversión inicial se estima supere el millón de euros y las obras de reforma habrán finalizado el próximo marzo

decoration

21 habitaciones

El nuevo hotel de Pizarro tendrá el sello de Construcciones Sevilla-Nevado, los encargados de reformar la Casa Pereros (siglo XVI), en pleno casco antiguo, como residencia de estudiantes, en virtud de una inversión de más de 3 millones de euros de la Diputación Provincial. «La obra estará finalizada para finales de marzo; la apertura del hotel se prevé en la Semana Santa de 2023», que el próximo año tendrá lugar la primera semana de abril, explica el jefe de obras, Jesús Carrero, que pilota una rehabilitación integral del espacio para conseguir subir de categoría: más habitaciones (21 frente a las 18 de antes), eficiencia energética y nueva estética.

El hotel se ubica en un inmueble del siglo XVIII y fue sede de la primera banca de la capital cacereña

decoration

Los vaivenes del inmueble

Situado en el número 12 de la calle Pizarro, el edificio (de finales del siglo XVIII) cuenta con cerca de 3.000 metros cuadrados útiles en cuatro plantas. Fue la vivienda del conde de Santa Olalla, ministro de Hacienda con Isabel II de España, y sede de la primera banca de la capital cacereña. El Hotel Albarragena fue inaugurado en 2009, tras una profunda obra de remodelación en la que la familia Pulido invirtió 3 millones de euros. 

Pero el negocio cambió de dueños en 2016, pasando a manos de Vías y Desarrollos Industriales S.L., con domicilio en Almansa y Albacete. Previamente, en diciembre de 2015, la familia Pulido decidió alquilar el establecimiento para su explotación a Bergansol. Y en 2016 sufrió dos cambios de titularidad: por un lado, la citada S.L. albaceteña y por otro, apenas seis meses después, fue adquirido por la empresa andaluza Espamarrakes Desarrollos, que solicitó un concurso de acreedores ese mismo año y cerró en febrero de 2017. Pese a los vaivenes en la gestión de su explotación su ubicación estratégica en la calle Pizarro, puerta de la Ciudad Monumental y junto al Museo de Arte Contemporáneo Helga de Alvear, lo convierten en un auténtico caramelo para el turista. 

Compartir el artículo

stats