Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

DE COMPRAS POR LAS TRES CULTURAS

El Mercado Medieval llena las calles de Cáceres y satura la restauración

El público acude masivamente este sábado y los vendedores se muestran satisfechos. A mediodía era imposible conseguir mesa en los puestos del mercado o en los restaurantes del centro

Una imagel del Mercado Medieval de las Tres Culturas en Cáceres, lleno de público. LORENZO CORDERO

Tres y media de la tarde en un mesón de Moret: “Imposible, hay mucha gente esperando para coger mesa. Tendríais que esperar un buen rato”. Cuatro menos cuarto de la tarde en un restaurante de Cánovas: “Ahora mismo hemos parado de meter pedidos a la cocina porque está saturada. Tardaríamos una media hora en empezar a atenderos”. El Mercado Medieval de las Tres Culturas llena las calles de Cáceres este fin de semana y colapsa la restauración del centro. La opción de comer en el propio mercado no es más halagüeña: en Santa María las colas de más de cincuenta personas cruzan literalmente la plaza. En Las Veletas, los puestos llegan a numerar las filas para poder dar abasto.

Es el tirón de un mercado que está entre los preferidos del país para los vendedores, tanto por el ambiente que se crea como por el entorno realmente privilegiado en el que se celebra. Han salido incluso varios autobuses desde comarcas cacereñas como el Jerte para disfrutar del día en la capital. El turismo de distintos puntos del país también se deleita entre torres renacentistas y kebabs imposibles de sujetar con una sola mano. "Llevo viniendo cuatro años desde Córdoba y es un mercado muy especial. Está entrando un montón de público”, explica María, del puesto de garrapiñadas situado en San Juan.

“La edición va muy bien, muy animada, con mucha gente que está feliz de recuperar el Medieval tal y como era antes de la pandemia. Aquí el público responde, es cierto que compra un poquito menos por eso de la inflación pero la cosa va bien, hay quien incluso anticipa ya las compras de Navidad”, señala Inmaculada Polo, presidenta de la Asociación de Comerciantes y Artesanos de Cáceres, con un puesto en frente del Figón. “Junto con el de León, es el mercado más bonito”, afirma.

Un bazar de olores y sabores

Y es que un paseo por los puestos se convierte en una sucesión de tentaciones: licores de arroz con leche, chocolate y boletus procedentes de La Rioja que Lucas anima a probar con generosidad; especias de Marruecos, Thailandia y La India (te negro de Ceilán, curry rojo, ñora dulce…) que la familia jienense de Mateo vende en el mercado cacereño desde la primera edición; cecinas de toro y buey; miles de aderezos de bisutería con el acero como rey indiscutible del momento; quesos de búfala de medio metro de diámetro; jabones de nogal y bálsamo de ortiga; incluso una pequeña fábrica de monedas de la suerte…

Último día

Para mañana domingo están previstas más de 30 actividades en los distintos puntos del mercado entre las 12.00 y las 23.00, desde animaciones teatrales hasta música folk, charlas en el campamento medieval, pasacalles, talleres, cuentos, espectáculo de fuego o atracciones infantiles durante todo el día. Los puestos abrirán a las 12.00 y se mantendrán hasta que el público comience a retirarse. 

Compartir el artículo

stats