La Audiencia Provincial de Cáceres ha condenado a dos años de cárcel a un acusado de humillar sistemáticamente durante cuatro años a una mujer por su orientación sexual.

Estaba previsto que el juicio se celebrara este martes en el palacio de justicia pero las partes han llegado a un acuerdo previo sobre la condena. De esta manera, el acusado reconoce los hechos que se le imputan a cambio de una rebaja en la penas. El dictamen es firme.

La acusación, ejercida por la Fiscalía, pedía para él dos años y medio de prisión por un delito de odio por razón de orientación sexual y 2.000 euros en concepto de responsabilidad civil. Finalmente, tras la conformidad, ha sido sentenciado por la Sala aparte de a la pena de prisión a una multa de 3 euros diarios durante siete meses y 1.000 euros por daños morales.

"Marimacho, no vales para nada"

De esta forma, según los hechos probados, el ya condenado hostigó desde 2018 hasta 2021 a la víctima. A lo largo de este tiempo humilló sistemáticamente a la mujer profiriéndole expresiones como "marimacho", "travesti", "no vales para nada".

Este acoso aumentó de frecuencia en los siguientes años. De hecho, en 2021, el acusado llegó a lanzarle una bolsa llena de basura que golpeó a la víctima en la cara y provocó que cayera al suelo.