No ha habido que lamentar daños personales aunque a tenor de la espectacular imagen que está circulando por los grupos de WhatsApp de toda la ciudad es todo un milagro. El accidente ocurrió la semana pasada cuando el conductor de una furgoneta de las célebres Patatas El Gallo circulaba por la Autovía de Salamanca a la salida de Cáceres. Según han confirmado a este diario varias fuentes el conductor de un camión se habría quedado dormido y embistió al vehículo, que ha quedado siniestro total.

Al terminar la mili, Nicolás Condón Leal empezó a hacer cacahuetes y cucuruchos de papel de estraza con patatas que vendía por las calles para ganarse la vida. Todos lo conocían por el apodo de El Gallo, porque cantaba muy bien y elevaba tanto la voz cuando daba publicidad a su mercancía por Cánovas que parecía un tenor. Así nacieron las Patatas El Gallo, inventadas en 1927 y que van camino de cumplir el centenario. Ahora fabrican en el polígono de Las Capellanías y sus patatas fritas han sido distinguidas con numerosos premios.