El portavoz del Grupo Popular en Cáceres, Rafael Mateos, pidió ayer «máxima transparencia» con el viaje Asia que realiza la delegación mixta institucional y la Fundación Lumbini Garden (FLG), promotora del proyecto de templo budista en Cáceres, que comenzó el pasado 25 de noviembre, y en la que están presentes la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín; junto con la directora general de Acción Exterior de la Junta de Extremadura, Rosa Balas; el alcalde de Cáceres, Luis Salaya; y el presidente de la FLG, José Manuel Vilanova. Todo ello, en virtud de avanzar en el proyecto de macro templo budista (Gran Buddha) en el monte Arropez.

Coste para las arcas municipales

«Siempre hemos pedido máxima transparencia y que se mantengan los acuerdos a los que se llegaron con los grupos municipales cuando se iniciaron los trámites», ha señalado Mateos. «Se nos dijo que esto no iba a costar ni un euro a los cacereños, pero los viajes de Salaya se los paga el ayuntamiento con dinero del contribuyente», ha manifestado en referencia a la información publicada por este diario acerca de que la presencia del mandatario municipal costará alrededor de 5.000 euros a las arcas municipales.

Sin cobertura

Desde la Asamblea excusaron ayer esa ausencia de información y de imágenes porque «no viaja prensa con ellos, ni gabinetes. Deben tener conexión wifi para poder descargar cualquier cosa». Asimismo, argumentaron que este viaje, el tercero que se realiza a Asia, «conlleva una logística de desplazamientos más complicada que los anteriores, lo que hace que la delegación esté sin conexión y cobertura durante mucho tiempo». Desde el consistorio cacereño remiten a la Asamblea para informar sobre esta nueva gira a Asia. No obstante, la Asamblea avanzó que la reunión el pasado sábado en Nueva Delhi (India) de la delegación con el embajador de España en India, quien es, además, el embajador de España en Nepal, Bután y Sri Lanka, «países más implicados en el Proyecto Gran Buddha», sirvió para «explicar con detalle el proyecto».

Este viaje «conlleva una logística de desplazamientos más complicada que los anteriores, lo que hace que la delegación esté sin conexión y cobertura durante mucho tiempo», manifiestan desde la Asamblea

La madrugada del domingo a lunes, la delegación viajó a Bután. «Se han ido desplazando en avión desde Nueva Delhi a Paro, Bután, y de allí por carretera a Thimphu». Allí han sido recibidos por la directora ejecutiva de la Bhutan Nuns Foundation (BNF), institución «cuyo objetivo es potenciar la educación y la autosuficiencia económica de las mujeres y las niñas de Bután». La gira se centra en el reino de Bután «como parte de su actividad habitual de establecer contactos y firmar acuerdos de colaboración con instituciones budistas asiáticas. Este mismo martes, la FLG firmará un Memorandum de Entendimiento (ante la estatua del Buda donada hace un año por la FLG), con la BNF (Fundación de Monjas de Bután). Además, Además, tendrá lugar un encuentro cultural ofrecido por la BNF con la participación de artistas del país asiático. 

Monjes budistas en el cerro Arropé de Cáceres. EL PERIÓDICO