"Si no nos cuidan, no podemos cuidar". Con esta consigna se concentró este jueves la plantilla de Enfermería del complejo hospitalario de Cáceres para criticar la incertidumbre sobre sus descansos en los meses de Navidad e insistir en la sobrecarga y la falta de personal en el área. 

Al menos una treintena de sanitarios en el hospital San Pedro de Alcántara y otros tantos en el Universitario manifestaron su malestar por una situación sostenida en el tiempo. En la concentración, que se prolongó durante unos minutos en las puertas principales de ambos edificios--, lamentaron que el Servicio Extremeño de Salud (SES) destine fondos para agilizar las listas de espera a final de año en lo que denomina ‘peonadas’ pero no invierta en cubrir las bajas de la plantilla. 

También pusieron sobre la mesa la incógnita hasta el momento sobre si se abonarán las horas extra o se concederán las libranzas en las fiestas navideñas. "Seguimos acumulando días libres que no vamos a poder coger, cuando se piden las horas no te las conceden porque no hay personal de sustitución, no nos respetan nuestros derechos laborales, no tenemos derecho a estar con nuestras familias, el año pasado sí, pero este no, sabemos que tenemos un compromiso porque somos sanitarios pero nuestra vida personal dónde queda", lamentaron. 

A la protesta de los sanitarios de este jueves se sumaron ciudadanos y pacientes que quisieron trasladarles muestras de apoyo.

A esta reivindicación sobre los descansos navideños se suma también otra reclamación, esta repetida en los últimos meses. El personal del Enfermería lleva criticando desde el pasado año la sobrecarga de trabajo de acuerdo al ratio de pacientes. «En Urgencias atendemos entre 80 y 100 personas al día», ponen de manifiesto. 

Tras las protestas que protagonizaron en el Universitario, el SES reforzó el área con más personal, pero aseguran que este refuerzo sigue sin ser suficiente. «En el turno de mañana, cuando más volumen de pacientes hay estamos tres enfermeros, una en observación y otra en triaje». Ya hace un año los sanitarios aseguraban que en seis meses habían atendido en el área de Urgencias del Universitario a 13.708 pacientes y la media era de 75 pacientes diarios. 

El personal ha anunciado que se reunirán de forma diaria en la puerta del hospital con pancartas y altavoz en mano hasta que se resuelva la situación o se ofrezca una alternativa por parte del Servicio Extremeño de Salud (SES). La protesta de este jueves coincidió también con las elecciones sindicales en los hospitales. 

Hasta ahora la postura que ha mantenido la Junta de Extremadura es que no hay falta de personal en el área de Enfermería. En febrero de este año, la Junta puso de manifiesto al hilo también de protestas por este asunto que «las plantillas son adecuadas para la ocupación y tipo de pacientes al que se dan cuidados en este hospital» y sostiene que «las incidencias y bajas temporales se han ido cubriendo de forma adecuada». Del mismo modo, aseguró que «todos los contratos eventuales que se hicieron en el hospital cuando se abrió se convirtieron en estructurales en abril, con lo que se dio estabilidad y continuidad a la precariedad y temporalidad».