«Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo». Este antiguo refrán ya subrayaba la importancia de comenzar la jornada con un buen banquete, aunque cada cual tenga sus propios gustos mañaneros. Suena el despertador y más pronto que tarde comienza el ritual. Algunos se quedan rezagados y apuran los últimos minutos entre las cálidas sábanas pensado que no es posible. Que ha habido un error y que aún les falta mucho para ponerse en pie. Otros, sin embargo, se activan sin remedio y sin remilgos sabiendo que un mundo entero de posibilidades se abre con cada nuevo día. Es la misma realidad, pero con dos versiones diferentes de la vida. Cuestión de actitud, que también se traduce en lo que a continuación acontece.

El desayuno puede ser algo rápido, nada recomendable, o un festín que bien merece una sobremesa. En esta última parte de la ceremonia, lo que realmente marca una opción u otra es el tiempo del que disponemos. Por ello, dejar la comida en manos de expertos, no es mala cosa. Panes artesanos de pueblos, zumos naturales, especialistas de un sinfín de tostadas, migas, tortilla de patatas, churros y porras, tartas, pasteles, cruasanes, napolitanas, tortitas...

Un poco de todo en los excelentes desayunos de la Pastelería Imperial. CarlaGraw

El aroma a café, para otros, el del Cola-Cao o Nesquik se convierte en el primer recuerdo de la mañana. «Es casi como una religión», coinciden en algunos de los establecimientos que visitamos en esta ocasión. Y los cacereños -en la gran mayoría de los casos-, son de repetir y repetir y repetir... «Los más jóvenes innovan, aunque por lo general los usuarios saben lo que quieren y hacen del desayuno una tradición», explican a El Periódico Extremadura. Y razón no les falta. Gracias a un buen desayuno, donde los alimentos contengan calidad nutricional, podemos afrontar el día con más energía. Además, si desayunas bien, podrás llegar a la comida sin pasar nada de hambre.

Ingredientes de categoría en las apetitosas tostadas de Neptuno. CarlaGraw

Entre los que destacan en la ciudad por la gran calidad del producto combinada con un ambiente agradable y una carta amplia hemos elegido cinco templos del desayuno. 

Jamón ibérico y delicioso café al alimón en Charlotte

Charlotte. LORENZO CORDERO

En el barrio del Eroski, Charlotte, se ha convertido en uno de los locales más populares de la capital cacereña. Si pasas por la calle Amberes es prácticamente obligatorio hacer una parada. Si pensamos en desayunar en mayúsculas es el lugar indicado. Cuentan con gran variedad de tostadas, deliciosas tartas, tortitas e incluso gofres (el dulce nacional de los Países Bajos). Y aquí sí. Aquí sí tienen unas tostadas inmensas que, entre otras propuestas, permiten disfrutar del jamón ibérico, lacón con queso gratinado, aguacate con tomate y kiwi, tomate y atún... Además de cuidar el café con esmero, también hay zumo natural de naranja, otro de los componentes necesarios en todo desayuno sano y saludable que se precie.

El secreto de su rotundo éxito son los ingredientes de muy buena calidad, muchísimo amor en la preparación de sus manjares y amabilidad con los parroquianos. «Preparamos los desayunos como si fueran para nosotros», explica Rubén Márquez, encargado de este bar-pub que posee un diseño moderno y acogedor. Un plus extra es su terraza, en la que uno ve cómo la actividad de la ciudad se acelera a medida que pasa la mañana. 

Los mejores churros, los de Aldea Moret

Cafetería Natalia. LORENZO CORDERO

Lugar idóneo para hacer feliz al estómago con lo que arrancar la jornada no sólo por sus apetitosos productos y su buen servicio. Además su horario está pensando para los más madrugadores. La Cafetería Natalia, se encuentra en la avenida de la Constitución. Para los vecinos de Aldea Moret, los churros de Gracielo Borrega y María Montserrat Domínguez son los mejores de la ciudad. El establecimiento ofrece los churros y porras más crujientes, sabrosas y esponjosas. La gente puede elegir entre llevarlos a casa o tomarlos en el propio local. Una churrería familiar que vela por cuidar la tradición en la elaboración de este producto que se puede acompañar del clásico chocolate o de un café para recargar pilas.

«Aquí la clientela responde genial, estamos muy contentos. Intentamos ser los mejores cada día con ilusión y esfuerzo. Mantenemos la esencia de siempre», señalan los dueños a este periódico. Otro de sus productos estrellas son las migas extremeñas (imprescindible un chorizo o panceta de cerdo. Y un huevo frito) y su notable variedad de tostadas (prueben la de pollo). Cafetería de éxito casi siempre repleta porque los detalles se cuidan todos los días. 

Las 36 tostadas de Neptuno: apuesta segura

Neptuno. LORENZO CORDERO

El desayuno a medida es uno de los fuertes de Neptuno, ubicado en la avenida de Alemania. Panes variados y rellenos de calidad, desde espinacas deshidratadas con aceite de coco y queso fundido hasta el jamón ibérico de cebo al corte con tomate. 36 tostadas diferentes con elaboración propia y para todos los gustos. Al frente del negocio están Luis Rodríguez y Daniel Mariscal. «La parisina que hacemos con huevo frito o tortilla francesa tiene mucho éxito, además lleva jamón york, queso fundido y tomate», asegura Rodríguez.

«Perdona, que me entra gente. ¡Hola! ¿qué tal, mi niño?» Así se despacha en este establecimiento en el que durante la entrevista no ha cesado el trasiego de usuarios. Un local con una atención muy personal cuyo concepto pasa por trabajar con productos de la zona. Ingredientes de mucha categoría.

La vida hay que disfrutarla; hay que vivir el momento, el ahora, el día a día; hay que exprimir esos pequeños placeres de la vida que nos hacen felices y más en esta situación pandémica que vivimos hoy en día o la guerra de Ucrania-Rusia. Por eso, quienes disfrutan con los sabores más variados en tostadas XL tienen un rincón privilegiado en Neptuno (Aúpa Atleti). Nuestra recomendación, llegar y decirles que os pongan lo que quieran, dejaos sorprender. No se arrepentirán. Todas sus creaciones culinarias se pueden regar con un delicioso zumo natural de naranja recién exprimido o un exquisito café. 

El imperio más dulce de Cáceres se llama la Imperial

Pastelería Imperial. CarlaGraw

A la Pastelería Imperial (situada en la avenida Ruta de la Plata) se la conoce, entre otras muchas cosas, por endulzar los paladares de cacereños y foráneos desde hace más de medio siglo y, sobre todo, por poseer uno de los secretos más gustosos y mejor guardados de la ciudad: la elaboración de sus espectaculares pasteles, tartas, bollos suizos, palmeras de chocolate, napolitanas... Es muy difícil pasar por delante de este establecimiento y no sucumbir. Detrás de este éxito se encuentra José Marcelo Giraldo.

Unos cuentan que es lugar para inspirarse, otros que es perfecto para relajarse y algunos simplemente van allí porque les encanta saborear una suculenta carta. Partiendo de una larga experiencia familiar, tratan de aunar tradición e innovación y van adaptándose a las necesidades, cambios y evolución del mercado.

Y es que esta cafetería -con una decoración que atrapa y un café que conquista a quien lo prueba- trabaja con productos de calidad. Ojo también con las tostadas, se esmeran en hacerlas y lo consiguen a base de bien. La Imperial es uno de esos sitios para desayunar una y otra vez sin repetir ni un día

Manjares de la mañana que llegan hasta las cañas

Cafetería Urban´s. CarlaGraw

En Montesol, uno de los negocios que han hecho del desayuno una forma de vida es la Cafetería Urban´s. Casi cuatro años acompañando el café con «las mejores tostadas», explica José Sánchez, propietario y regente del local. Situado en la calle Las Águilas, Urban´s ha extendido el desayuno casi hasta las cañas, y es usual que tostadas gigantes o irresistibles pinchos de tortilla de patatas aparezcan en las mesas y en la barra a cualquier hora de la mañana. Puede considerarse otro de los templos del desayuno en Cáceres con una decena de tostadas que ayudarán a afrontar a los más madrugadores el resto del día con una gran sonrisa culinaria.

Piérdanse entre medias y enteras (pan casareño), el cual podrá aderezar con aceite de oliva, mantequilla, alioli, jamón, jamón york, queso fresco, beicon, orégano, albahaca, cebolla, tomate, tortilla francesa, huevo frito, pimentón de La Vera… en definitiva, una infinidad de ingredientes acorde a todos los paladares. Para acompañar este idílico festín, café, zumo de naranja... Si quieren empezar el día de manera diferente muévanse rápido al Urban´s. Estratosférico