despedida a un referente de la tauromaquia cacereña

Conmoción por la muerte del torero cacereño Roberto Galán

El diestro fallece a los 40 años víctima de un cáncer. Compañeros de profesión y decenas de amigos, rotos de dolor, lamentan la pérdida. La prensa mexicana, en cuyo país era muy querido y en el que residía y fraguó su trayectoria, también llora su adiós

Roberto Galán.

Roberto Galán. / EL PERIÓDICO

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Roberto Galán (nació en Madrid el 22 de octubre de 1983 pero se sentía cacereño de corazón) se inició en la Escuela Taurina de Madrid y durante casi tres años -tenía 14- estuvo en Extremadura, en las ganaderías de Victorino Martín y Fernando Domec (Zalduendo). Debutó con picadores el 16 de agosto de 2008 en Cantalejo (Segovia), con Matías Tejela y César Jiménez. La noticia de su fallecimiento, a los 40 años, ha causado una profunda conmoción en la ciudad. El diestro ha fallecido esta madrugada en la clínica La Asunción de Aguascalientes (México). Arrastraba la enfermedad desde hacía dos años y eso le había mantenido alejado de la vida pública.

Cada vez que entraba en la sala de toreros soñaba que un día podrá echar la cara al suelo mientras coleara el morlaco. En 2008, siendo un novillero prometedor, hablaba con ilusión contagiosa para este Periódico sobre su alternativa. "Me gustaría tomarla en México por su afición incomparable, que tiene mucho sentimiento". Por aquel entonces Roberto llevaba dos años enfrentándose a la muerte en las plazas mexicanas para hacerse un hueco entre los grandes del toro.

Inolvidables entonces las palabras de su padre, Germán: "Creemos que no tardará mucho en tomar la alternativa. A él le gustaría que fuera en Plaza México, donde tuvo su primera cornada, es una especie de deuda pendiente que él tiene". Ya en esa época, las crónicas periodísticas mexicanas recordaban su paso por la plaza de San Marco y lo definían como un torero de "técnica y buen oficio", con "derechazos de sabor y gran calidad, con sentimiento y temple".

Las mismas crónicas añadían: "Roberto Galán es una joven promesa del toreo, el cual tiene depositadas en México sus esperanzas de alcanzar la fama".

Tras su periplo como novillero, Galán tomó la alternativa en San Miguel el Alto (México) un 29 de septiembre de 2009 frente a toros de Chinampas y San Isidro. Su padrino de alternativa fue Fernando Ochoa, actuando como testigo Arturo Macías. También llegó a confirmar alternativa en La México el 30 de diciembre de 2012 en un cartel formado por Israel Téllez y Lupita López con reses de Vistahermosa, siendo el madrileño ovacionado. Fue en el país azteca donde Roberto Galán desarrolló toda su carrera profesional, así como el lugar donde instauró su vida más personal.

Montánchez también ha recibido como un mazazo la noticia puesto que de allí procedía su familia. “Hay muchos aficionados y amigos que me quieren y a los que quiero y que siempre confiaron en mí. Le debo mucho a mi pueblo”, aseguraba el diestro en una de sus entrevistas

Junto a amigos.

Junto a amigos. / EL PERIÓDICO

Las condolencias no se han hecho esperar: "Así nos has dejado torero, saliendo en hombros como un gran triunfador de esta vida tuya... tan corta... descansa en paz. Nunca te olvidaremos", decía el diestro Manuel Bejarano. "Se nos ha ido un grande, una gran persona, amigo y torero, enorme, siempre en mi corazón Rober, descansa en paz", añadía Miguel Ángel Lázaro Galán. A los obituarios se añadía el de Ángel Amado: "El diestro español Roberto Galán ha fallecido víctima del cáncer".

Toros sin fronteras

La empresa Toros Sin Fronteras también se ha unido al pésame: "El cielo está de fiesta al recibir a un gran torero, está de dicha al verle llegar lleno de luces y con esa sonrisa que siempre lo caracterizó, acá en la tierra nos dejas un gran vacío pero estará lleno de memorias que se vivieron y nos hará recordarte a diario. Gracias por ser parte de este equipo que sin ti no hubiese sido lo mismo, olé de aquí al cielo Roberto. Un abrazo fraterno para Karla, Alo, Lydia, Don German, señora Toña y Toti, Dios con ustedes.. Les queremos".

Lo mismo ha manifestado José Francisco López Alcolea: "Compañeros de clase desde la infancia, compañeros de peleas en Judo, compañeros de afición taurina, amigos… no sabe nadie, solo yo, lo que me duele tu pérdida Roberto Galán. Cuida mucho de tus niñas, tu esposa, tus valientes padres y tu hermano. Descansa en Paz. Queda pendiente otro abrazo donde nos volvamos a encontrar torerazo".

Igualmente, Ángel Luis Méndez, Angelete, roto de dolor, ha escrito: "Querido Roberto Galán, hoy me entero que has partido hacia la gloria del cielo, allí donde te esperan los grandes toreros, para seguir toreando con ese temple y ese valor que te caracterizaba... Nuestra juventud taurina fue muy bonita con esos entrenamientos, tentaderos y novilladas que toreamos juntos, siempre me hacías arrear... Y también recordar nuestros momentos de diversión con lo que nos reíamos y disfrutábamos de la vida. Hablamos la última vez por teléfono, videollamada, poniéndonos al día de todo y con la ilusión de tu última corrida que ibas a torear en Aguascalientes. Allí arriba sigue toreando, sigue diciendo... ¡¡¡¡¡Oye chicoooo!!!! Sigue siendo Roberto Galán... sigue siendo torero y sobre todo espérame, que volveremos a torear juntos. Buen viaje amigo".