La Policía Nacional despidió este lunes a su compañero Felipe Peña. El agente falleció el domingo, 5 de febrero, a los 43 años a causa de un cáncer que padecía. Su muerte causó una gran conmoción en Cáceres por su juventud y porque era una persona muy querida en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, donde ejercía desde hace más de una década.  

Peña fue despedido en un multitudinario acto solemne en el tanatorio San Pedro de Alcántara, en el que estuvieron presentes sus familiares y en el que sus camaradas, vestidos de uniforme de gala como manda el protocolo, acompañaron el recorrido del féretro en formación para dedicarle un "¡hasta siempre, compañero!".