PORTAL ESTADÍSTICO DE CRIMINALIDAD: AUMENTAN LAS INFRACCIONES CONTRA LAS PERSONAS Y EL PATRIMONIO

Los cacereños víctimas de delitos alcanzan su mayor cifra en 12 años

Suben por encima de la media nacional, sobre todo las mujeres (+24%) y los menores (+42%). Hay 742 casos de maltrato en el ámbito familiar, 580 de violencia de género, y 12 agresiones

xxxxxx

xxxxxx / EL PERIÓDICO

Cáceres ha registrado 5.981 víctimas de infracciones penales en un año. Esto quiere decir que casi seis mil personas han denunciado en jefaturas, comisarías y puestos de la Guardia Civil repartidos por la provincia, haber sufrido hechos castigados con penas graves o menos graves, según recoge el artículo 13 del Código Penal (los leves se consideran faltas). Son por tanto delitos que van desde el robo a la propiedad privada o la estafa, hasta agresiones sexuales y homicidios. Llama la atención que durante el último año contabilizado al completo por el Ministerio del Interior (2021), dado a conocer recientemente a través del Portal de Criminalidad, Cáceres marque el mayor número de victimizaciones de la última década, incluso de los últimos doce años.

Así, según este balance, que recoge los datos de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que operan en la geografía cacereña, esas 5.981 personas afectadas por delitos durante 2021 suponen un fuerte aumento del 21,5% respecto a 2020 (4.924 víctimas). Es cierto que al coincidir dicho año con la pandemia, las infracciones se redujeron durante la primera mitad. Pero comparado con 2019 (5.611 víctimas), el ejercicio 2021 también arroja un alza del 6,5%. Se trata por tanto de la cifra más alta desde 2010, cuando se contabilizaron 5.737.

Por sexos, la subida del número de mujeres que han padecido un hecho penal en Cáceres resulta bastante notable en el último año, puesto que supera el 24%, hasta alcanzar las 2.755 víctimas. El aumento en los hombres se sitúa en el 19%, pero en términos absolutos es mayor: un total de 3.213 afectados. En cambio, si ampliamos el foco a la última década (2011-2021), las mujeres han experimentado un importante incremento del 34% como blanco de delitos, mientras que los hombres registran un descenso del 6%.

Por encima de la media

También llama la atención que las víctimas cacereñas durante el último año analizado sumen en su conjunto un alza del 21,5%, superior a la media nacional (18%). Por delante se han posicionado las cuatro provincias catalanas (con fuertes aumentos que se sitúan en todas ellas por encima del 46%), seguidas de A Coruña (28%), Valencia (27%), Ávila (26%), Cantabria (23%), Castellón (23%), Valladolid (22%), Cuenca (22%) y a continuación Cáceres. No obstante, cabe destacar que esta provincia se mantiene en el grupo que presenta menores incidencias, es decir, en el vagón de cola, muy por debajo de las 10.000 víctimas anuales, cifra que marcaría el paso al siguiente grupo. En el otro extremo se encuentran Barcelona, Madrid, Valencia o Málaga, todas ellas por encima de las 60.000 personas afectadas por hechos delictivos.

Ahora bien, ¿cuáles son los principales delitos que han sufrido los cacereños? Las infracciones más graves, las que se cometen contra las propias personas, han subido claramente en un año hasta llegar a las 1.114 (+17%). Por su parte, las infracciones contra el patrimonio, siempre más numerosas, han crecido nada menos que un 29% durante 2021, alcanzando un total de 3.248.

Victimas infracciones penales

Victimas infracciones penales / MINISTERIO DEL INTERIOR

Respecto a las primeras, Cáceres ha registrado 710 denuncias por lesiones y 742 por malos tratos en el ámbito familiar (se mantienen respecto a 2019), que en 146 casos se consideran continuados. Son especialmente graves porque se producen en la intimidad del hogar y pueden afectar tanto a la pareja o expareja como a quienes formen parte del núcleo familiar (padres, hijos, parientes...).

En este inventario del horror también se han producido 111 delitos contra la libertad sexual, entre ellos 12 agresiones sexuales (4 de ellas con penetración), y 5 casos de corrupción de menores o incapacitados.

En cuanto a los casos de violencia de género (para considerarlos así el autor siempre debe ser un hombre y la víctima una mujer, y entre ambos tiene que existir o haber existido una relación), las denuncias siguen aumentando en la provincia y han pasado de 497 a 580 en los últimos cinco años (la tendencia también es creciente en todo el país). El sistema Viogen, de atención integral a las víctimas que sufren estos hechos, detecta 719 casos activos en Cáceres, es decir, mujeres en riesgo de sufrir malos tratos, y otros 4.117 casos inactivos, en los que el nivel de alerta ha bajado temporalmente pero pueden reactivarse en cualquier momento.

Entre los activos, que son los más peligrosos, se establecen distintos niveles de riesgo según la valoración policial: 84 mujeres viven en Cáceres con un riesgo medio y 6 con un riesgo alto. Otras 273 están en riesgo bajo y 316 en riesgo no apreciado, pero en estos casos todas tienen medidas de seguimiento y, si es preciso, medidas policiales de protección si aumenta la intensidad del peligro.

YERY

YERY / MINISTERIO DEL INTERIOR

Respecto a las infracciones penales contra el patrimonio de los cacereños, el primer puesto a día de hoy lo ocupan las estafas, que han desbancado a los robos y a los hurtos. Registran un total de 1.818 denuncias en Cáceres. Entre ellas, siete de cada diez son ya estafas informáticas (824).

Luego están los hurtos (sustracciones sin fuerza ni intimidación), que también experimentaron un fuerte alza en 2021 hasta alcanzar los 737. Le siguen los robos con fuerza en las cosas, aunque sin daños a las personas, que supusieron 337 (117 en el interior de vehículos, 101 en viviendas, y 50 en establecimientos). También se cometieron 95 robos con violencia o intimidación a las víctimas (60 en la vía pública, que por cierto han subido un considerable 140%, y 13 dentro de establecimientos).

Hay otras infracciones importantes contra la propiedad, como la sustracción de vehículos, que en este caso ha bajado ligeramente hasta 34 casos, y los daños en el patrimonio de las personas, que suben hasta 681.

También llama la atención el número de cacereños que se han sentido afectados por falsedades, que se duplican en solo un año hasta llegar a los 160. Hay además 203 víctimas por temas relacionados con la administración de justicia y 86 por cuestiones de orden público.

NIÑOS Y ADOLESCENTES, EN MÁXIMOS

Los delitos contra los menores de edad en Cáceres no paran de aumentar, y de hecho en 2021 marcaron su máximo de la última década (se trata del último ejercicio completo recogido por el Portal de Criminalidad del Ministerio del Interior). Un total de 114 niños de 0 a 13 años han resultado ser víctimas de infracciones penales en la provincia, cifra superior en un 32,5% a la de 2011. Además, el mayor aumento se ha dado entre 2020 y 2021, con un 37,3% respecto al ejercicio anterior. En cuanto a los menores de 14 a 17 años, también sus denuncias se han elevado un 17% desde 2011, y hasta un 47% en el último año.

En estos casos la diferencia entre niños y niñas es más reducida que a otras edades. Entre los 0 y los 13 años hay 57 víctimas femeninas por 56 masculinas. De los 14 a los 17 años se abre la distancia justo a la inversa de los adultos: hay 104 mujeres por 90 hombres.

Respecto a la tipología de las infracciones penales que padecen los niños de 0 a 13 años, los delitos contra sus propiedades apenas son testimoniales debido a su corta edad, por tanto la mayoría son atentados contra su persona. En el último año analizado sufrieron 23 delitos de lesiones, 19 de malos tratos en el ámbito familiar, 27 contra su libertad sexual (hubo incluso una agresión sexual a estas edades) y 4 casos de corrupción de menores o incapacitados. Respecto al patrimonio, la mayoría de las denuncias se centraron en robos con violencia e intimidación cometidos sobre todo en la vía pública.

En cuanto a los menores de 14 a 17 años, registraron 73 delitos contra su persona y 31 contra su patrimonio. Entre los primeros destacaron nada menos que 59 casos de lesiones, 18 de malos tratos en el ámbito familiar, 3 agresiones sexuales (de las cuales dos fueron con penetración), y 1 caso de corrupción de menores o incapacitados.

En el apartado de los daños que se cometieron contra sus pertenencias, los chavales de estas edades sufrieron en Cáceres 10 hurtos (el doble que el año anterior), 14 robos con violencia e intimidación sobre todo en la calle (una fuerte subida frente a los 2 casos denunciados el ejercicio anterior), y 3 estafas.