VISITA DE LA MINISTRA DE TRANSPORTES, MOVILIDAD Y AGENDA URBANA, RAQUEL SÁNCHEZ

Cáceres contará en Casa Plata con 70 viviendas de alquiler asequible para jóvenes

Se prevén para 2024. Salaya: «Queremos influir positivamente en el precio del alquiler»

La ministra con Salaya en la zona de Casa Plata donde se construirán las viviendas.

La ministra con Salaya en la zona de Casa Plata donde se construirán las viviendas. / LORENZO CORDERO

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha visitado este jueves la parcela en el barrio cacereño de Casa Plata (cedida por el Ayuntamiento) donde se van a construir 70 viviendas para alquilar a jóvenes a un precio asequible y que estarán listas en 2024.

Vivienda social

La construcción correrá a cargo de la Junta de Extremadura dentro de los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado con fondos Next Generation de la Unión Europea.

«Hasta que llegamos al Gobierno no existía una política eficaz que diera respuesta a esas necesidades en vivienda y nos marcamos como objetivo revertir esa situación y trabajar de la mano de las administraciones», ha declarado a los medios la ministra durante su visita, acompañada del alcalde de Cáceres, Luis Salaya.

«Hemos promovido diferentes mecanismos a través del Plan Estatal de Vivienda y a través también de los fondos de recuperación, con 1.000 millones de euros para construir hasta 20.000 viviendas de alquiler asequible con cargo a esos fondos europeos».

Por su parte, Salaya ha indicado que se trata de «un proyecto importante» y que es una de las líneas del acuerdo con Unidas Podemos (UP) para garantizar los presupuestos: «la necesidad de generar espacios de alquiler. Estamos preocupados porque el crecimiento económico de la ciudad también genera una problemática derivada, que es la subida del precio del alquiler».

Regular los precios de los alquileres

Se trata, pues, de la construcción de viviendas de alquiler asequible, «especialmente orientado para jóvenes, durante sus primeros años de vida laboral» para que puedan emanciparse y «puedan tener alquileres razonables».

Y busca también «influir positivamente en el precio del alquiler para que los precios se mantengan en unos estándares razonables como hemos estado acostumbrados tradicionalmente en la ciudad y que en los últimos años está costando, con una subida de alquiler que sería absurdo negar».

«Es un primer paso para que muchas personas jóvenes puedan trabajar para que nadie tenga que irse de la ciudad, que puedan construir aquí sus proyectos de vida y familia estables, que permitan que la ciudad crezca y que ellos los desarrollen», ha concluido Salaya.