JUICIO EN LA AUDIENCIA PROVINCIAL

Piden 30 años de prisión para un hombre acusado de violar tres veces a su expareja en Cáceres

La petición coincide con la de la acusación particular. También se le imputan delitos de maltrato, tres delitos de amenazas, daños y vejaciones. La víctima lleva un año y medio en tratamiento

Audiencia Provincial de Cáceres.

Audiencia Provincial de Cáceres. / EL PERIÓDICO

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

La Fiscalía Provincial pide 30 años de prisión (los mismos que la acusación particular) para un acusado de maltratar y violar (hasta en tres ocasiones) a su pareja en Cáceres. El juicio se ha iniciado hoy en la Audiencia Provincial (y se retomará el próximo 9 de marzo).

Hasta ocho delitos

Al sujeto se le imputan hasta ocho delitos diferentes: delitos de violencia psíquica y física, maltrato, tres delitos de agresión sexual, amenazas, daños y vejaciones. De hecho, está acusado de maltratarla, controlarle el móvil y su vestuario. La víctima lleva año y medio en tratamiento psicológico.

La defensa niega los hechos. El abogado defensor Estanislao Martín afirma que «pedimos la absolución y vamos a demostrar que no ha existido ninguna agresión sexual y que no estamos de acuerdo con la denuncia presentada por la supuesta víctima».

Informe psicológico

Por su parte, Ángel Luis Fernández, abogado de la acusación particular, ha señalado a la salida del juicio que «vamos a presentar un informe psicológico. En 30 años que llevo asistiendo a víctimas es la primera vez que veo así a alguien anímicamente». 

«En 30 años que llevo asistiendo a víctimas es la primera vez que veo así a alguien anímicamente»

Guantazos, empujones y golpes

Los hechos que se denuncian se produjeron entre mayo y octubre de 2021. Según el escrito de la Fiscalía «desde el principio" recibió "guantazos, apretones en la cara, empujones y golpes». De la misma forma, recoge que el acusado «en varias ocasiones ha cogido un cuchillo y la ha amenazado con él, llegando a rajarle la ropa de su armario y otros objetos cuando se enfadaba». Del mismo modo, expone que «tenía que acompañarla a todos los sitios pues si no la dejaba encerrada en casa» y de forma frecuente el acusado se refería a ella como «payasa, subnormal, mongola, hija de puta» y con expresiones como «te voy a matar».

El escrito relata que un día no determinado en junio de 2021, «cuando estaban en el domicilio él quería mantener relaciones sexuales, a lo que ella se negó por lo que la agarró, la llevó a la habitación y la agredió». A continuación, la amenazó con matarla si decía algo. Dos semanas más tarde, ocurrió un episodio similar. El 7 de agosto la víctima abandonó el domicilio común. 

Tiempo más tarde, el acusado contactó con ella para retomar la relación y se desplazó a Cáceres. En septiembre acudió a un local de la Madrila y sacó a la víctima y la encerró en una furgoneta. Luego, se marcharon a la Sierrilla y allí, según el escrito, volvió a agredirla sexualmente y a amenazarla.

Fiscalía concluye que el acusado «presenta un trastorno por dependencia a sustancias de años de evolución que suponen una afectación en las facultades volitivas pero sin que estas estén anuladas». Se encuentra en prisión provisional desde el 28 de octubre de 2021.