REAPERTURA AL CULTO DE LA IGLESIA TRAS LA RESTAURACIÓN

La ermita del Espíritu Santo pide a más familias de Cáceres que se sumen a costear las obras por valor de 240.000 euros

También insta a las autoridades a «acordarse de los barrios del sur» y asegura que «el patrimonio es de todos». El templo volverá a atender a los peregrinos de la Vía de la Plata

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

La ermita del Espíritu Santo (cuyas primeras referencias escritas confirman que en 1342 ya existía) constituye uno de los mejores ejemplos de arquitectura mudéjar en Cáceres y es uno de los templos más emblemáticos de la ciudad pero sufría graves deficiencias en techo y suelo que hacían inviable abrirla al culto y ponían en peligro las tallas centenarias que alberga: Cristo del Humilladero (siglo XIV), el Señor de la Columna (1655), Nuestra Señora de la Encarnación (1960) o el Cristo de la Preciosa Sangre (1970).

La reforma que ha tenido durante meses clausurada la iglesia ha costado 240.000 euros, que sufraga el Obispado de Coria-Cáceres a través de un préstamo, pero también ha puesto en marcha una especie de crowdfunding (colecta) para que las familias cacereñas se sumen y pongan 7 euros al mes.

Campaña ‘100 familias 7€‘

Para ello, la parroquia del Espíritu Santo y Buen Pastor de Cáceres puso en marcha la campaña “100 familias 7€” con el objetivo de sufragar parte del coste del arreglo de las humedades, la restauración completa de la estructura por las patologías que sufría y que se han corregido en esta primera fase, con las actuaciones más urgentes: cubierta, porche, fachada, pavimento, cambio de red eléctrica y pintura interior.

«El sur también existe»

Además, se puso en marcha la web www.donoamiiglesia.es y se han sumado «150 asociados por el portal de donación más otros 68 donantes anónimos», según ha explicado este domingo el párroco Ángel Martín Chapinal, tras la misa que ha presidido el obispo, Jesús Pulido, y a la que han asistido autoridades cacereñas como el alcalde, Luis Salaya; el edil de Barrios, David Holguín, la edil de Ciudadanos Raquel Preciados y hasta el subdelegado del Gobierno, José Antonio García.

«Hemos hecho festivales, rastrillos, el taller de costura de la parroquia», que tenía desplegado un punto de venta a la salida del templo, «y hemos conseguido recaudar 20.000 euros. Ya tenemos para pagar un año y el siguiente, pero nos quedarían pagar bastantes años más», por lo que el párroco espera que a esa campaña «se sumen 200 familias, y que no se muera nadie. Así viene en la letra pequeña», ha señalado con sorna Martín Chapinal. «Ese es el reto par poder seguir pagando el préstamo».

En su alocución final, el párroco asegura que con esta acción «hemos mostrado a la sociedad cacereña que el patrimonio es nuestro, no es de las instituciones, y tenemos que cuidarlo entre todos. Y una barriada como está es capaz de hacer cosas grandes cuando nos unimos». Y a renglón seguido ha añadido que «el sur de la ciudad también existe» y ha pedido desarrollar zonas como Maltravieso y la Ribera del Marco.

Apertura al culto.

Apertura al culto. / LORENZO CORDERO

Peregrinos

La ermita del Espíritu Santo también empezará a atender a los peregrinos de la Vía de la Plata. Así, los que hacen el Camino de Santiago a su paso por Cáceres podrán sellar la Compostelana en este templo. «Abriremos esta iglesia todos los días a los peregrinos para darles descanso, responso y oración». Y añade Chapinal que «esta iglesia tan sencilla como impresionante estará abierta a los turistas a través de voluntariado (una decena de personas)». Además, se restaurará la Casa del Ermitaño para que el templo luzca por completo.

Salaya en la reapertura del templo.

Salaya en la reapertura del templo. / LORENZO CORDERO