estará expuesta hasta el 16 de marzo y es una defensa de la actuación crítica de los ciudadanos

No nos volvamos unos idiotas

El artista extremeño Juan Manuel Barrado expone en la Sala de Arte El Brocense ‘Poesía experimental’, una muestra en la que recrea un espaco de libertad Avisa sobre el peligro de alineación y la clonación mental

‘Poesía experimental’ se muestra en la Sala de Arte El Brocense (frente al Gran Teatro) estará hasta el 18 de marzo. Abajo, imágenes de algunos trabajos.

‘Poesía experimental’ se muestra en la Sala de Arte El Brocense (frente al Gran Teatro) estará hasta el 18 de marzo. Abajo, imágenes de algunos trabajos. / EL PERIÓDICO

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Obra gráfica y objetual, carpetas de serigrafía, libros objeto, instalaciones o videacciones son algunos de los ingredientes que dan forma a la exposición titulada ‘Poesía experimental’, del artista extremeño Juan Manuel Barrado, que se puede recorrer ya en la Sala de Arte de la Diputación de Cáceres El Brocense, en la capital cacereña.

El diputado de Cultura y Deportes, Fernando Grande Cano, ha inaugurado esta exposición que combina obra reciente con creaciones de las últimas dos décadas del artista, y en la que se puede apreciar la influencia de los caligramas de Apollinaire, de los collages y poemas dadaístas de Tristán Tzara y Schwitters y de manifestaciones fónicas y sonidos fluxus.

Imagen de la exposición.

Imagen de la exposición. / EL PERIÓDICO

Según ha manifestado el propio Barrado, la poesía experimental «supone, por la composición, el concepto, la expresión, un espacio de libertad, más aún por el mensaje directo, un compromiso filosófico y social en numerosos casos. Esta poesía avisa constantemente sobre el peligro de la alienación, de la clonación mental, de cuanto reduce la diversidad de pensamiento y la acción crítica del individuo».

Con esta muestra, defiende la idea de la poesía visual como deconstrucción semiótica, donde el signo, semántico y fonético, se convierte en soporte visual, en objeto sobre el blanco de la página. A su vez, mediante los poemas objeto, donde de nuevo están presentes las influencias surrealistas y dadaístas, juega con el trasfondo simbólico y polisémico de los objetos.

Detalle de la exposición.

Detalle de la exposición. / EL PERIÓDICO

‘Poesía experimental’ podrá visitarse desde el 16 de febrero hasta el 18 de marzo en horario, de martes a sábado de once a dos y de seis a nueve.

Su trayectoria

Nacido en Huertas de Animas en 1962, Barrado, poeta, ensayista y profesor de instituto, no ha dejado de trabajar bajo el epígrafe de poesía experimental desde su Improvisación 31 (1991), participando en numerosas exposiciones nacionales e internacionales y en proyectos individuales como en la galería Dasto de Oviedo (2002), el Instituto Español de Lisboa (2008), la Biblioteca de Extremadura (2019) o en la Universidad de Évora (2022), de los que se han publicado cuidados catálogos que incluyen obra gráfica, poemas objeto y libros objeto.

Como poeta ha publicado los libros Texto azul del Café Rocco (1997), Suite Celan (2002), Fragmentos de cal (2008), Trece de nieve (2012), Pertenecemos a lo invisible (2016) y el más reciente Teoría de Nueva York (2022), y ha sido incluido en las antologías Poesía experimental en Extremadura (Real Academia de Extremadura de Letras, Trujillo, 2000), Antología de la poesía visual (Pozanco Ed., Barcelona, 2005) o Poesía visual española (Calambur, Madrid, 2007).

Otra imagen de la exposición.

Otra imagen de la exposición. / EL PERIÓDICO

En esta muestra Barrado nos invita a pensar, especialmente a no dejarnos manipular. Sí es cierto que en muchas ocasiones hubiera resultado revolucionaria una explicación honesta de la secuencia de hechos informativos, por ejemplo, para que el ser humano no se convierta en un ser manejable, pero eso parece una quimera, por eso hay que estar ojo avizor: no nos volvamos unos idiotas. 

Suscríbete para seguir leyendo