Por la ordenación del sector san francisco 6 cuyo proyecto de urbanizaciÓn se aprobó este jueves

El ayuntamiento consigue toda la Ribera desde fuente Fría al Marco

Son cinco hectáreas y a diferencia de lo que pasó en Vadillo se logra sin expropiación. Habrá que derribar las edificaciones que hay en la calle Alto de fuente Fría

Calle Alto de fuente Fría. Edificaciones de esta vía se demolerán.

Calle Alto de fuente Fría. Edificaciones de esta vía se demolerán. / Lorenzo Cordero

José Luis Bermejo

José Luis Bermejo

Es una operación urbanística que se diseñó hace tres décadas, pero que no se está ejecutando hasta ahora. Este jueves se dictaminó definitivamente el proyecto de urbanización por la comisión informativa de Urbanismo. Este acuerdo permite que en una parcela de dos hectáreas que está en el barrio del Espíritu Santo se puedan edificar viviendas. Y al mismo tiempo posibilita al ayuntamiento la consecución de 5 hectáreas de toda la margen de la Ribera que está entre fuente Fría y el Marco. El consistorio la obtiene en bruto. Su transformación en un parque o en una zona verde dependerá de la inversión municipal.

Es una operación que coge una superficie de siete hectáreas. Cinco están en la Ribera del Marco y las otras dos en el Espíritu Santo. Su origen se remonta a hace más de tres décadas, en el segundo mandato de Carlos Sánchez Polo. Entonces por parte de propietarios de suelo en la zona, un terreno que estaba destinado para espacio verde, se ofreció al ayuntamiento cacereño que se pudiera construir viviendas en una parte de ese suelo a cambio de la cesión del restante al consistorio sin tener que obtenerlo con una expropiación.

Dentro de las líneas moradas, parte de los terrenos que se obtienen.

Dentro de las líneas moradas, parte de los terrenos que se obtienen. / EL PERIÓDICO

Así se hizo en el Rodeo. Viviendas en una parte del espacio verde y en el resto un parque que se financió con fondos europeos. Pero donde primero se propuso esta intervención fue en la Ribera entre fuente Fría y el Marco, pero no se ejecutó. Lo que sí se hizo hace dos décadas fue una modificación en el plan de urbanismo para actuar en la Ribera. Se dividió en dos partes. La menor, con un potencial de casi 400 viviendas, no tardó en acometerse (con los bloques de pisos que están entre la Casa de la Mujer y la Huerta del Conde), pero vinculada a la misma solo se obtenía por el ayuntamiento un pequeño espacio para zona verde en la parte trasera, en el margen de la Ribera del Marco, de los bloques de viviendas. La mayor es la que se está tramitando ahora.

La comisión informativa de Urbanismo dictaminó este jueves a favor del proyecto de urbanización de este espacio mayor. Como de lo que se trataba era de obtener el suelo verde sin tener que expropiar, lo que se hizo fue vincular las cinco hectáreas que están entre el margen de la Ribera y las estribaciones de la Montaña, entre fuente Fría y las inmediaciones del Marco, a otras dos hectáreas que el ayuntamiento tiene en el Espíritu Santo, entre los institutos de enseñanza García Tellez y Al-Qázeres.

Entre las líneas moradas, el resto del suelo que se obtiene.

Entre las líneas moradas, el resto del suelo que se obtiene. / EL PERIÓDICO

De esta manera a los propietarios de las cinco hectáreas de la Ribera del Marco se les ‘pagaba’ el suelo con las viviendas que se permiten construir entre los dos institutos de enseñanza. Son 415. El aprovechamiento lucrativo de esas siete hectáreas se centra en las dos del ayuntamiento. Se urbaniza y se edifica en las dos hectáreas que están entre los dos institutos y el resto del suelo pasa a ser propiedad del ayuntamiento para su transformación en un espacio verde. El programa de urbanización no solo contempla la transformación de los dos hectáreas con las nuevas parcelas para la edificación de los bloques de viviendas, sino también la demolición de las casas, son una quincena de edificaciones, que están en la parte alta de fuente Fría.

El programa de ejecución se ha aprobado sin grandes alegaciones en contra. Solo las observaciones realizadas por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) porque en las inmediaciones del espacio a urbanizar «está situada la zona de policía del dominio público hidráulico del arroyo de la Ribera del Marco». El acuerdo de la comisión se ratificará en el pleno que la corporación municipal celebrará la próxima semana.