Cáceres es una ciudad que se lleva siempre en el corazón, pero gracias a Nevacam, puedes sentir su pulso en tu piel cada día. La prestigiosa joyería de Cáceres triunfa actualmente con la imagen del skyline de la ciudad como leitmotiv en una colección que rompe moldes y que ahora puedes lucir.

La colección Para Siempre Cáceres de Joyería Nevacam. EL PERIÓDICO

Según explica su gerente José Félix Nevado, los diseños propios de Necavam siempre han tenido una línea clásica, pero tenían ganas de hacer algo personal, que fuera un homenaje a la ciudad Patrimonio de la Humanidad. «Un día me puse a diseñar el skyline de la parte antigua, que después fue perfilado por profesionales. Entonces comenzamos a hacer de forma artesanal estas joyas. Fue tal el éxito que las hemos troquelado y patentado una colección exclusiva de pulseras, colgantes y anillos», explica.

La reina emérita doña Sofía con una de las pulseras Para Siempre Cáceres de Nevacam.

Este diseño con la ciudad monumental de Cáceres como motivo ha traspasado fronteras. De hecho, la reina emérita doña Sofía la usa con frecuencia, tras recibirla como regalo del Banco de Alimentos de Cáceres. Fue la primera pulsera con el diseño del skyline cacereño que se entregó. Desde entonces la demanda de las joyas de esta colección ha ido in crescendo, convirtiéndose en un excelente regalo para quienes quieren sentir el pulso de esta ciudad en su muñeca, en sus dedos o su cuello, aunque estén lejos de ella o quienes, estando en ella, quieran recordarla siempre. «En toda Europa hay joyas de la colección y especialmente en Centroamérica y Norteamérica», añade José Félix Nevado.

Pulsera de la colección Para Siempre Cáceres, de Joyería Nevacam. EL PERIÓDICO

La Joyería Nevacam está trabajando en un diseño de edición limitada de la colección Para siempre Cáceres con motivo del Centenario de El Periódico Extremadura, que donará al rotativo para que se sorteen entre nuestros lectores. Se trata de dos pulseras brazaletes anchos en plata y oro para llevar a Cáceres en tu mano por el mundo.