INFORME DE PROYECCIONES DE POBLACIÓN DEL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA, APLICANDO LAS TENDENCIAS DEMOGRÁFICAS ACTUALES

Así será Cáceres en el año 2037

La provincia perderá 26.500 habitantes y la edad más común serán los 72 años, con el doble de muertes que de nacimientos. Habrá más de 600 personas centenarias y las mujeres vivirán 90 años. La caída de la inmigración impedirá crecer a Cáceres

En 2037, el grupo de edad más numeroso será el de los nacidos entre 1981 y 1972,  que tendrán de 55 a 64 años.

En 2037, el grupo de edad más numeroso será el de los nacidos entre 1981 y 1972, que tendrán de 55 a 64 años. / EL PERIÓDICO

¿Habrá mina de litio? ¿Estará el Gran Buda dominando el horizonte desde el cerro Arropez? ¿Cáceres tendrá lista la autovía con Badajoz? ¿Dónde habrán ubicado el mercado franco? ¿Se rodará la décima temporada de la ‘Casa del Dragón’? ¿Llegará Ikea? ¿Cuántos hoteles de cinco estrellas estarán abiertos? Para saber cómo será Cáceres en el año 2037 habrá que tener un poco de paciencia (además de salud y suerte), pero algunas cuestiones ya se pueden intuir, porque la ciencia estadística ha alcanzado ese poder de previsión procesando y analizando datos. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado un informe donde aborda la evolución que seguiría la población de España en general hasta el año 2072 si se mantienen las tendencias demográficas actuales. También baja al detalle y hace lo propio con los municipios más poblados, en este caso hasta 2037.

España sube, Cáceres baja

Para dicho estudio, el INE ha dirigido una consulta en forma de encuesta a demógrafos de toda España con el fin de establecer las hipótesis de comportamiento futuro de los parámetros demográficos. El resultado es que España superaría los 51 millones de personas en 2037 (hoy tiene 48’1), con un aumento de casi el 9% de la población. Luego de esta subida, el censo se iría moderando hasta quedarse en 52,9 millones en 2072.

Pero en el caso de Cáceres y sus 223 municipios, la tendencia sería justo la contraria: perderían 26.500 habitantes. La provincia caería desde los 389.558 (última cifra del INE correspondiente a 2021) hasta los 363.026 en 2037, lo que supondría un descenso del 6,8%. No habría ninguna etapa de recuperación de mantenerse la evolución. Ojo que el INE no predice, solo proyecta los datos en base a la situación actual. Si se produjera un desembarco de grandes industrias en Cáceres o una pandemia, las estadísticas no lo contemplan. Siguiendo con el informe, se perdería más población masculina (6,3% hombres menos en Cáceres) que femenina (5,6%).

72 años: la edad más común

Y aquí viene lo curioso... ¿Saben cuál sería la edad más común en la provincia? 72 años, con 6.128 cacereños que los cumplirían en 2037. A continuación, los 70 años (6.013 personas) y los 68 años (6.002). Pero es que habría 8.200 residentes con 90 o más años, y los centenarios superarían los 600. Cifras que contrastan abruptamente con los 2.325 niños de 0 a 1 año que se contabilizarían; o los 2.905 jóvenes que cumplirían en 2037 la mayoría de edad. Es decir, los mayores casi triplicarían a las nuevas generaciones.

Y ello lógicamente por el descenso del número de nacimientos. El INE contempla una caída hasta 2032 en Cáceres, año en el que comenzarían a repuntar los alumbramientos progresivamente, pero en 2036 todavía estarían ligeramente por debajo de la actualidad, con una previsión de 2.320 bebés ese año. En cuanto a la edad de la maternidad, se reduciría tímidamente la media a la que las mujeres tienen hijos, situándose el pico entre los 32 y los 34 años.

Ellas vivirán 90 años

Las defunciones seguirían altas debido al envejecimiento de la población cacereña. Casi duplicarían a los nacimientos, pero se contempla un leve descenso de las mismas llegando a las 4.658 en el año 2036 (unas 300 menos que los datos más actualizados del INE para la provincia). No obstante, hay que matizar que las muertes descenderían realmente hasta 2030 para luego volver a subir. Cabe destacar que la esperanza de vida al nacimiento alcanzaría en 2071 los 86 años en los hombres y los 90 en las mujeres, con una ganancia de 5,8 y de 4,2 años, respectivamente, sobre los valores actuales.

El mayor número de defunciones respecto a los nacimientos daría lugar a un saldo vegetativo negativo en el país durante todo el periodo proyectado. Pero sería superado por el saldo migratorio positivo, lo que finalmente haría que la población española siguiera aumentando. Dicho de otro modo: el país crecería sólo por la llegada de extranjeros, mientras que la población nacida en España disminuiría paulatinamente y pasaría del 84% de hoy al 63% dentro de 50 años. Este saldo vegetativo alcanzaría el valor más bajo en torno a 2061, y se iría recuperando levemente a partir de entonces.

Menos inmigrantes

Sin embargo, Cáceres no podría equilibrar su saldo vegetativo (más muertes que nacimientos) si se mantiene la tendencia que proyectan los datos actuales, puesto que las inmigraciones procedentes del extranjero descenderían en la provincia casi hasta la mitad de las que se registran ahora (llegarían 1.218 migrantes en 2036). Por contra, no se habría frenado la marcha de cacereños al extranjero, aunque se recortaría hasta 625 ese año (de los casi mil de los tiempo actuales). En cambio, sí crecería el número de españoles de otras provincias que vendrían a Cáceres (de 4.589 a 4.838), y bajarían los que se van a otros puntos de España desde esta provincia (de 5.099 a 4.838). Dichos movimientos, en conjunto, tendrían no obstante un saldo negativo, con la bajada de población que ya hemos citado.

Por comunidades

El INE también analiza sus proyecciones de población por comunidades y ciudades autónomas. Así, se observa una evolución dispar en los 15 próximos años. Concretamente, se darían aumentos de población en 13 regiones y descensos en 4, además de en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Los mayores incrementos relativos se registrarían en Islas Baleares (25%), Región de Murcia (16%) y Canarias (15,5%). Por el contrario, los descensos más acusados estaría en el Principado de Asturias (–6,7%), Extremadura (–4,8%) y Castilla y León (–4,1%).

Habría comunidades que marcarían la excepción en los nacimientos: tanto en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, como en Región de Murcia, Comunidad de Madrid e Islas Baleares, el número acumulado de bebés superaría al de defunciones en los 15 próximos años.

Por otra parte, el saldo migratorio con el extranjero entre 2022 y 2036, en términos relativos a su tamaño, sería positivo en todas las comunidades autónomas, especialmente en Baleares y Canarias (la provincia de Cáceres no lo cumpliría). En cuanto a la migración interior, Aragón, Cantabria y La Rioja serían los territorios que, respecto a su tamaño, atraerían más población procedente del resto de la geografía española. Por el contrario, Ceuta y Melilla, Comunidad de Madrid, Extremadura y País Vasco presentarían los saldos migratorios interautonómicos más negativos en este aspecto.

Siempre a condición de que se mantenga la tendencia demográfica actual, el grupo de edad más numeroso a 1 de enero de 2037, en el conjunto del país, serían los nacidos entre los años 1981 y 1972 (es decir, las personas que tendrán entonces entre 55 y 64 años). La población centenaria de España se multiplicaría por quince, pasando de las 14.287 personas en la actualidad a 226.932 en el año 2072. 

Suscríbete para seguir leyendo