La Fundación Escuela Municipal Oficial de Música (Femae) inició ayer el plazo de matriculación del próximo curso, que se mantendrá abierto hasta el 30 de junio. Como novedad, este año incorporará más asignaturas y suscribirá convenios de colaboración con centros superiores. Contará asimismo con un nuevo coro de niños, coro de adultos, orquesta y banda infantil. Además apostará por el ámbito del folklore, «a través de la creación de un aula de formación en consonancia con la Universidad de Extremadura y los proyectos que está llevando a cabo», explica Antonio Luis Suárez, responsable de la fundación.

El número de plazas se eleva desde los 463 alumnos actuales hasta los 700 del próximo curso. Ochenta plazas corresponderán a las enseñanzas oficiales, impartidas en el conservatorio propio situado en el colegio Licenciados Reunidos. Otras 450 se impartirán en la sede de Femae, en Gómez Becerra, y a través de los convenios de colaboración establecidos con centros educativos como Licenciados Reunidos, San Antonio, Carmelitas Vedruna y otros colegios a punto de rubricar nuevos acuerdos. La previsión para el próximo curso es que se llenarán todas las plazas contempladas.

La oferta educativa incluye 21 especialidades instrumentales: saxofón, trompeta, trombón, clarinete, flauta travesera, oboe,   trompa, violín, viola, violoncello, canto, piano, bajo eléctrico, batería, teclado, canto moderno, tuba, canto clásico, guitarra eléctrica, guitarra acústica, formación musical complementaria, danza, ‘ballet fit’, programas especiales (sensibilización musical, necesidades educativas especiales, musicoterapia, teatro musical, flamenco, urban dance, danza internacional...) y agrupaciones instrumentales (sinfónicas y de mediano y pequeño formato), vocales y de danza. De hecho, las agrupaciones son la «actividad estrella» del plan de estudios, ya que la motivación está garantizada.

Femae relanzará el jardín musical para niños de 0 a 4 años, pionero en la región, con la marca ‘Max y Mía’, un concepto de educación musical temprana desde el nacimiento para que el pequeño despliegue su potencial musical. Padres y niños son animados a experimentar sonidos y diversión, y se refuerza tanto la conexión con la música como entre la familia. Le sigue el programa ‘Max y Mia en el Maravilloso País de la Música’ desde los 6 años, para preparar el futuro aprendizaje de un instrumento y la posible prueba de acceso al conservatorio.

Además, la Femae gestiona y dirige diez escuelas municipales con más de 1.500 alumnos y 32 docentes en distintas localidades de la provincia cacereña, a las que se unirán otros tres municipios próximamente, con los trámites ya muy avanzados.