presentación del calendario de admo

Extremadura se mantiene como referente en donación de médula ósea

La presidenta de la asociación que representa a los donantes, María Virtudes Carrasco, recuerda que en la región se cumplen los objetivos del plan nacional al 229%

La intención de la iniciativa es hacer un llamamiento a los extremeños para que no olviden la importancia de donar durante los 365 días del año

Carmen Bravo tiene 15 años. Hace dos superó una leucemia que le detectaron cuando tenía 10. No necesitó trasplante de médula; bastó con quimioterapia. Alma Lozano vive en una finca de Garcíaz, tiene 13 años y le descubrieron la misma enfermedad cuando tan sólo tenía 6. Ha recorrido hospitales de Barcelona, Sevilla o Madrid hasta que finalmente, hace dos años, consiguió vencer al cáncer. Su padre cuenta emocionado la cantidad de viajes que ha hecho por toda España y la alegría que siente al ver que su hija ha dejado de ser paciente. Eso sí, siempre cruzando los dedos para que no haya recaídas.

Ellas son dos de las jóvenes que hoy han acudido a la presentación del duodécimo calendario de la Asociación para el Donante de Médula Ósea de Extremadura (Admo) que se ha celebrado en el Parador de Turismo de Cáceres. Ambas, junto a decenas de niños, forman parte de la entrega de este año, en la que han posado en imágenes captadas en cuatro de los Paradores de la región. En el de Cáceres, el de Trujillo, el de Zafra y el de Mérida tuvieron la oportunidad de divertirse al mismo tiempo que descubrían las cocinas, aprendían recetas y, por supuesto, luego se comían lo cocinado. Con sus gorros de cocinero y una sonrisa de oreja a oreja participaron en un calendario que tiene un claro objetivo: hacer un llamamiento a la sociedad extremeña para que no olvide la importancia de donar durante todo el año.

Los datos avalan a la región

Y es que los datos avalan a la región como referente en este ámbito. La presidenta de Admo, María Virtudes Carrasco, ha anunciado que Extremadura ha cumplido el 229% de los objetivos previstos en el Plan Nacional de Donación de Médula Ósea, con 585 donantes por población en Extremadura.

Aunque no pudo estar presente en el evento, el encargado de las sesiones de fotografía fue David Sanz, que también es padre de paciente oncohematológica y que prestó su cámara de forma voluntaria. La que sí que participó fue la ideóloga de que el escenario fuesen los Paradores, Celia Lucas, vicepresidenta de la asociación. Conteniendo las lágrimas, relató la ilusión que genera el hecho de colaborar con este tipo de iniciativas.

También participaron la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Cáceres, Encarna Solís; el director de Paradores, José Menguiano Corbacho; el jefe de cocina del Parador de Cáceres, Francisco Romero; y el subdirector de Cuidados y Humanización de la Asistencia de la Junta de Extremadura, José María Villa Andrada, quien precisamente recalcó la labor de Admo en el apoyo que le transmiten a todas las personas enfermas y sus familias.

Villa, además, ha querido recordar que, pese a que no le ha afectado directamente, también ha vivido de una forma muy cercana los efectos colaterales de esta enfermedad. Mirando hacia Carmen Bravo, que grababa con su teléfono el momento en que le dedicaba esas palabras, y su abuela, que entre lágrimas permanecía a su lado, ha explicado el papel clave que había tenido en el proceso que la joven había estado enferma.

Si algo estaba claro, es que hoy los protagonistas eran ellos. Y no sólo por formar parte de este el calendario, sino por el mensaje que en representación de todos ellos ha lanzado Alma: "Recordad que con cinco euros de donativo por calendario podéis aportar vida".

Suscríbete para seguir leyendo