Una nueva organización en la ciudad

La avenida de Portugal se une bajo el paraguas de una asociación

Estará presidida por Ángel Reviriego y tiene por objetivo reivindicar actuaciones en la calle

El estacionamiento, el alumbrado o los árboles son algunas de sus exigencias

Asociacion de vecinos Avenida de Portugal. En la imagen, Ángel Reviriego y David Gascón.

Asociacion de vecinos Avenida de Portugal. En la imagen, Ángel Reviriego y David Gascón. / Jorge Valiente

Nace una nueva asociación en Cáceres. La avenida de Portugal tendrá también una agrupación con los vecinos y comerciantes de la vía que tiene por objetivo dinamizar los negocios del entorno y crear actividades que fomenten la participación de todos los residentes de una zona céntrica de la ciudad. Estará presidida por Ángel Reviriego y algunas de sus primeras exigencias son cambios en el estacionamiento, el alumbrado, los árboles o la creación de un nuevo paso de peatones en el centro de la vía. «Nosotros nos reuníamos y nos quejábamos, pero de puertas hacia dentro. Hasta que un día decidimos, de una vez por todas, agruparnos y poder emitir nuestras quejas bajo este nombre. Surgió de charlas entre vecinos», explicó sobre los orígenes de la agrupación.

A la asociación ya se han adherido varias comunidades de propietarios de la calle y otras que no están en la misma vía. Durante la pasada semana tuvo lugar la segunda reunión, en la que se procedió a la firma del acta fundacional para la creación de la asociación. Actualmente, están enviando la documentación a la Junta de Extremadura y estipulan que, de forma inminente, podrán comenzar a funcionar a pleno rendimiento. Unas 35 personas ya forman parte de la asociación y, según indica Reviriego, «es solo el germen de lo que queremos ser».

«No se trata de una calle muy larga -apenas tiene 170 metros-, pero sí que tiene mucha vida. También pueden unirse las bocacalles adyacentes, pero queremos respetar al resto de asociaciones que hay cerca de la zona y respetar su ámbito de trabajo», señala el presidente. En las próximas semanas comenzarán a producirse reuniones con representantes del consistorio y otros locales de la zona en las que conocerán de primera mano las intenciones y objetivos de la asociación: «Todos los interesados estarán permanentemente informados».

Alumbrado

Punto por punto, el primer tema que tratará de solucionar a corto plazo la junta directiva será el del alumbrado en la vía. «Si das un paseo a partir de las 10 de la noche por la calle, da hasta miedo porque prácticamente no se ve», señala el presidente. Desconoce si el motivo es que las farolas se hayan quedado anticuadas o si deben comenzar a emplear luces LED, pero exigen soluciones cuanto antes. «Hay otro detalle que quiero comentar, y es que nunca he visto una luz de Navidad en nuestra calle. No he vivido allí toda la vida pero me parece muy raro porque si vas a la avenida de Alemania o a la Antonio Hurtado sí que las hay», apostilla Reviriego.

Otro de las medidas que exigirán es un nuevo paso de cebra en el centro de la calle: «Hay ocasiones en las que la gente conduce a 70 y 80 kilómetros por hora, lo que hace que sea una travesía peligrosa para los peatones». Además, es una zona en la que el estacionamiento está regulado, pero es habitual encontrar coches aparcados en doble fila. 

Decenas de árboles se sitúan también en ambos acerados, y esto ha provocado el levantamiento de baldosas debido al crecimiento de las raíces. También necesitan los cuidados habituales, como la poda o la limpieza de hojas en la temporada otoñal.

A largo plazo, plantean la posibilidad también de convertir la avenida en una vía peatonal, por la que no puedan transitar vehículos. Pero Reviriego se mantiene prudente con respecto a este tema: «Debemos contactar con mucha gente para estudiar la posibilidad, los pros y los contras que tendría y luego solicitarlo. Es muy complicado porque no tiene marcha atrás, debemos estar totalmente seguros de que queremos dar este paso antes de hacerlo», indica.

Rodríguez Moñino, un ejemplo

La calle Rodríguez Moñino se convertirá en peatonal durante este 2024, con todo lo que supone para el comercio de la vía. Más de diez establecimientos en una travesía de menos de 100 metros al pie del paseo de Cánovas. Tan solo habrá un carril de tráfico de doble sentido para facilitar el acceso al garaje subterráneo que hay en la parte de Maluquer. Las obras se iniciarán en marzo, la actuación durará cinco meses y será sufragado por la Diputación de Cáceres.

El vicepresidente tercero de la institución provincial, Luis Fernando García Nicolás, que tiene las competencias de Fomento, ya explicó en una reunión con los empresarios de la zona lo que supondrá durante la duración de la reforma en la vía, ya que «el flujo de personas se verá mermado». El presidente de la asociación de comerciantes, que la remodelación de la vía supondrá «un antes y un después».

Suscríbete para seguir leyendo