Reacciones del equipo municipal tras quedarse solo y sin apoyos a su remanente

El PP quiere evitar la crisis de gobierno y busca a Vox para salvar el plan inversor de Cáceres

El portavoz, Ángel Orgaz, justifica el rechazo del pleno y cree que es la «normalidad absoluta» en un gobierno en minoría. Ahora insiste en que iniciará una ronda de contactos con todos los grupos

El portavoz del Gobierno municipal, Ángel Orgaz, atiende a los medios.

El portavoz del Gobierno municipal, Ángel Orgaz, atiende a los medios. / Carlos Gil

Han pasado 24 horas desde que el plan inversor del PP no saliese aprobado en el Pleno de la Corporación Municipal de Cáceres, un tiempo en el que los teléfonos no han parado de sonar y se han celebrado reuniones interminables con un único objetivo, llegar a un acuerdo con los grupos de la oposición para sacar adelante el remanente.

El portavoz del equipo de Gobierno, Ángel Orgaz, ha explicado esta mañana en su comparencia para informar de los asuntos de la Junta de Gobierno Local que ya han hablado con Vox y ya saben el porqué de las abstenciones y los votos en contra, hay inversiones relacionadas con la Agenda 2030 que no comparten.

Ante esto, Orgaz asegura que ahora tendrán que decidir cuál es la postura que tomarán, ya que la «prioridad» del equipo de Gobierno es «dar necesidad a la reducción de la deuda y a la inversión en los barrios». A partir de ahí llegarán a un acuerdo.

Orgaz recalca que PSOE y Unidas Por Cáceres repitieron en el pleno que el PP estaba gobernando en conjunto con Vox, pero que en la sesión de este jueves se dejó claro que «no hay gobierno conjunto».

Además, ha pedido a aquellos que cambiaron su voto en el pleno «que les expliquen a los vecinos del Junquillo por qué se van a quedar sin rotonda, a los vecinos de la R-66 por qué van a tener que seguir soportando cortes de agua, a los chicos de Los Castellanos por qué van a seguir haciendo deporte en una pista que está impracticable, a los equipos de fútbol por qué no se van a cambiar los focos de Pinilla, a los vecinos de Las 300, por qué se van a quedar sin iluminación a los vecinos de Valdesalor o por qué no se van a poder limpiar los grafitis que tanto molestan a todos».

«Gobierno serio»

El portavoz del consistorio reitera que son un «Gobierno serio», que no van a dejar tirados a lo cacereños «en aquellas mejoras y demandas que vienen requiriendo durante todo este tiempo», que están tratando de «no paralizar la actividad municipal» y que que están trabajando por los intereses de la capital cacereña.

Asimismo, ha destacado que son un «gobierno en minoría» por decisión y «no por imposición ni por obligación», por lo que asegura que iban a ser «responsables» con esta decisión adoptada.

Sobre el PSOE

También se ha referido al principal grupo de la oposición, el PSOE, ya que no les ha puesto de manifiesto «qué inversión no le gusta de este expediente. No lo sabemos», ha reiterado.

Ángel Orgaz les pide «seriedad» porque estar en la oposición también lo exige «no solo cuando se está en el gobierno y más cuando uno acaba de salir del gobierno municipal» y recalca que el partido socialista es «responsable de muchas de las actuaciones a las que este equipo gobierno tiene que hacer frente en la en la actualidad», como es el caso de la deuda o las inversiones en los barrios.

Ante esta situación, el edil señala que se ha puesto a disposición de «todos los grupos» para abrir un proceso de diálogo porque lo que hace un gobierno en minoría es «hablar, consensuar y llegar a acuerdos», explica.

Una situación, que dijo que era la «normalidad absoluta» en este tipo de gobiernos, ya que existe la «posibilidad de que ocurra esto a lo largo de la legislatura», señala.

«Nosotros podemos responder por los 11 votos del Partido Popular, no podemos responder de los votos de la oposición», a lo que afirma que el Gobierno local ha cumplido al presentar el plan inversor «que diese necesidad a los barrios».

Orgaz ha explicado que no sabe si este cambio de votos obedece a una estrategia política tras las elecciones europeas o «a una cuestión de los intereses de la ciudad», debido a que el expediente que se aprobó en la comisión fue el mismo que el que se presentó en el pleno.

Quedan por delante jornadas de escucha por parte del Gobierno municipal con el resto de grupos de la oposición para sacar adelante el plan con el que, a juicio del PP, servirá para mejorar los barrios y reducir la deuda pública, que el consistorio marca como sus prioridades en esta legislatura en solitario.

Suscríbete para seguir leyendo