Viajar desde Cáceres

Blablacar, la alternativa que salva a Cáceres de la carencia de transportes

Convertida en una solución para lugares dispersos, como es el caso del norte de Cáceres, Blablacar conecta a prácticamente toda la geografía. Sus bajos precios también es otra de las razones por las que cada vez más usuarios cacereños deciden apostar por ella

Blablacar, la alternativa que salva a Cáceres de la carencia de transportes

Blablacar, la alternativa que salva a Cáceres de la carencia de transportes / Carlos Gil

Los extremeños sabemos muy bien qué es no tener unas buenas conexiones ferroviarias y de autobuses, nos enfrentamos a ellas cada día a la hora de tener que desplazarnos a otra localidad. La única alternativa es compartir el coche con otra persona que realice ese viaje, una opción que se ha presentado como cómoda, flexible y apta para todos los bolsillos gracias a Blablacar.

Esta aplicación francesa nació en 2006, aunque tardó cuatro años en llegar a España, y tenía como objetivo conectar personas que querían viajar juntas, principalmente aquellas que tuvieran poco presupuesto. Asimismo, con su nombre alude a las conversaciones entre pasajero y conductor durante el trayecto y que se ha convertido en una nueva forma de conocer a gente.

Una de las ciudades que está conectada gracias a este tipo de transporte es Cáceres, numerosos conductores dejan a sus pasajeros en el Carrefour, estación de autobuses o Cánovas, para hacer este viaje deberán estar registrados previamente en la app.

Pedro Morales

Pedro Morales

Pedro Morales / Cedida

«El norte de Cáceres está mal conectado en autobús, hay mala comunicación»

Pedro Morales

Uno de esos viajeros es Pedro Morales, que viaja frecuentemente desde la capital cacereña hasta Moraleja en Blablacar ya que, según asegura, el norte de Extremadura está «mal conectado en autobús, hay mala comunicación y la escasa disponibilidad de viajes para viajar por el norte de Cáceres».

Cuenta que no puede coger un autobús a la capital cacereña, uno de sus pasos para llegar a su pueblo, Salvatierra de los Barros, cuando acaba de trabajar porque ya ha pasado y el siguiente bus pasa el lunes, por lo que tiene que coger un Blablacar.

Conexión entre los pueblos

«Hay multitud de pueblos alrededor y resulta complicado viajar entre ellos, incluso hacer un trayecto común como es ir a Cáceres», señala, por ello Morales ha tenido que recurrir a esta opción. 

Otra usuaria muy frecuente en la aplicación es María García, quien la utiliza cada semana para viajar entre Cáceres y Mérida debido a las «escasas conexiones y a los horarios pésimos» que hay entre ambas ciudades.

«Muchas conexiones están pensadas principalmente para ajustarse al horario de los funcionarios, no puede ser que haya tan pocas conexiones entre dos de las ciudades más importantes de Extremadura», señala García, quien aboga por un sistema de cercanías en la región.

En cuanto a la experiencia, la joven señala que no ha tenido problemas con las personas con las que se ha montado y que la mayoría han sido «flexibles» a la hora de recoger y dejarla.

Sebastián Garrido

Sebastián Garrido

Sebastián Garrido / Miriam Sierra Becerro

«Gracias a Blablacar me ahorro normalmente entre un 20 y un 30%»

Sebastián Garrido

El precio inicial de los viajes los pone el conductor, pero posteriormente la aplicación de transporte lo incrementa para poner la comisión que se lleva, que varía en función del importe que haya puesto el usuario.

Sebastián Garrido, es uno de estos conductores, publica viajes en la aplicación frecuentemente porque trabaja en Cáceres y vive en Almendralejo, por lo que el «gasto de combustible y mantenimiento del vehículo a punto» le supone un coste económico.

Gracias a esta publicación, se suele ahorrar «normalmente entre un 20 y un 30%», aunque depende del número de pasajeros que le reserven «hay semanas que coincides con muchos viajeros y semanas que no sin tener nada que ver con fechas concretas».

Sobre su experiencia, resalta que en estos dos años que lleva usando la aplicación no ha tenido «ningún tipo de problema» y asegura que «lo más importante es que conoces a muchísima gente de todo tipo y nacionalidades, que te dan a conocer muchas cosas, la verdad es que llegas a coger un poco complejo de taxista».

Asimismo, Blablacar no solo se dedica exclusivamente a gestionar vehículos compartidos, sino que también tiene líneas de autobús que conectan ciudades principales, algunas de ellas conectan con Cáceres.

Blablacar, coinciden, se ha convertido en una solución para la falta de conexiones y la escasa frecuencia para todas aquellas personas que tienen coche y que tienen que viajar constantemente.