Toros

El invencible torero de Cáceres Emilio de Justo recuerda a Paquirri en el 40 aniversario de su muerte

El diestro cacereño estará en el homenaje de Málaga el 15 de junio en la Picassiana junto al hijo del diestro fallecido, Cayetano Rivera Ordóñez

Emilio de Justo en la tarde del pasado 2 de junio en su corrida en Cáceres.

Emilio de Justo en la tarde del pasado 2 de junio en su corrida en Cáceres. / Carlos Gil

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Allá donde va, el torero de Cáceres, Emilio de Justo el invencible, va cosechando triunfos. Una temporada en la que forma parte del cartel de las ferias taurinas más importantes de España e Hispanoamérica y en la que no podía faltar en Málaga Del 14 al 20 de agosto se celebrará la Feria Taurina de Málaga 2024, que será un homenaje a Francisco Rivera Paquirri en el 40 aniversario de su muerte, con la participación de su hijo Cayetano Rivera en la Picassiana, una de las cinco corridas de toros previstas, que también incluyen un mano a mano entre Roca Rey y Fortes y la despedida de Enrique Ponce

Precisamente, el jueves 15 de agosto se celebrará esa corrida Picassiana que tuvo que suspenderse en Semana Santa debido a la lluvia. Contará con la escenografía de Pedro Sandoval y Cayetano Rivera (torero predilecto de la afición de Málaga), del propio Emilio de Justo (Puerta Grande en la pasada feria de Málaga) y Pablo Aguado con toros de Torrealta.

Emilio de Justo, en Cáceres, el 2 de junio.

Emilio de Justo, en Cáceres, el 2 de junio. / Carlos Gil

Se da la circunstancia que la empresa que lleva la plaza de Cáceres es la misma que gestiona la de Málaga. Durante la presentación, el empresario de Lances de Futuro, José María Garzón, destacadó que “hemos diseñado una feria con figuras del toreo y jóvenes valores del toreo. La despedida de un torero de la talla de Enrique Ponce, protagonista de grandes momentos en La Malagueta; el triunfador de San Isidro como es Borja Jiménez; el torero revelación en Las Ventas que es David Galván y la oportunidad a un torero malagueño como Orozco en la corrida torista, y a dos jóvenes novilleros en la novillada de feria”.

Con Lances de Futuro volvieron los toros a Cáceres a Cáceres durante la Feria de Mayo. La tarde del domingo, 2 de junio de 2024, se recordará. Se comentaba que hacía 55 años que no se llenaba el coso de la Era de los Martires, aunque allá por los comienzos de los años noventa del pasado siglo, se recuerda un festival con toros de Victorino Martín en el que que la plaza estuvo a reventar. Hubo esta vez un mano a mano entre Emilio de Justo y Alejandro Talavante que fue el olé de los tendidos.

Paquirri

Paquirri con Morenito de Cáceres, en la plaza de toros de Cáceres en una foto de Juan Burgos.

Paquirri con Morenito de Cáceres, en la plaza de toros de Cáceres en una foto de Juan Burgos captada en 1969. / Archivo de El Periódico Extremadura

Y es que el próximo 25 de septiembre de 2024 se cumplen 40 años justos del fallecimiento de uno de los toreros más famosos de nuestro país. Un toro llamado Avispado se llevó por delante a Francisco Rivera y él mismo le explicó al doctor de la enfermería las trayectorias de la mortal cornada. Una impactante escena que jamás podrá reproducirse, ya que las imágenes de la cogida no pueden ser emitidas, por una orden de una sentencia del Alto Tribunal que protege el derecho a la intimidad de su familia. "Todavía recuerdo el olor de su cara en mi cara y el frío que me dejó en la cara en ese momento", recuerda Manuel Díaz 'El cordobés', a quien el torero le brindó precisamente el toro que le quitó la vida.

Precisamente, el programa Lazos de Sangre, de Televisión Española, emitió esta semana un programa dedicado a la figura del diestro en el que participaban, entre otros, Vicente Ruiz 'El Soro', único superviviente del cartel taurino del fatídico día, se rompe en el programa de TVE al revivir aquel momento: "El toro hacía unas cosas muy feas. Le llamaron Avispado, pero estaba avispado de verdad". "Yo vi la tragedia. Era una cornada horrorosa, muy grande, espectacular", añade todavía afectado, cuarenta años después de la histórica cogida.

"A las diez menos veinte entraba el cuerpo de Paquirri en el quirófano del Hospital Militar de Córdoba tras un recorrido de 70 kilómetros en ambulancia desde la enfermería de la plaza de Pozoblanco". Así anunciaba Radio Nacional de España la muerte del torero la noche del 26 de septiembre de 1984, como consecuencia de una cogida con la que acabaría desangrado: "según el parte médico de la enfermería, presentaba una cornada con tres trayectorias en el muslo derecho, que interesaba a la vena safena y la femoral".

La muerte de Francisco Rivera no solo tuvo un gran impacto mediático, sino también grandes consecuencias sobre la asistencia médica en las plazas de toros en caso de cornada. Se creó un protocolo de actuación que ponía el énfasis en la rapidez, se mejoraron notablemente las enfermerías y se extendió el uso de instalaciones móviles para las plazas portátiles. Además, a partir de este suceso, fue obligatoria la existencia de un quirófano en las plazas importantes. Por si fuese poco, esta ley exigía disponer de un equipo médico adecuado para cada evento taurino: debían contar con un cirujano, un ayudante, un anestesista, un médico y un enfermero.

Su paso por Cáceres

Cartel taurino de 1969.

Cartel taurino de 1969. / Archivo de El Periódico Extremadura

Francisco Rivera Pérez, más conocido como Paquirri (Zahara de los Atunes, término municipal de Barbate, Cádiz, 5 de marzo de 1948) salió por la puerta grande de Las Ventas en siete tardes gloriosas. El 1 de junio de 1969 toreó por primera vez en Cáceres, ciudad en la que demostró su talento hasta en siete ocasiones, con toros de Molero compartiendo cartel con Paco Camino y Ángel Teruel. Un día antes, en plena Feria de Mayo hubo novillada con picadores, con novillos de El Encinar para Antonio Sánchez Cáceres, Morenito de Cáceres y José Luis Parada.

Regresó Francisco Rivera a Cáceres el 31 de mayo de 1974 con toros de Juan Pedro Domecq con El Viti y El Niño de la Capea, y volvió el 30 de septiembre de ese mismo año en la corrida de toros de Rodríguez Pacheco compartiendo cartel con Antonio José Galán y Paco Alcalde. Paquirri piso nuevamente la Era de los Mártires otra Feria de Mayo de 1979 con toros de Martínez Uranga junto a José María Manzanares y el Niño de la Capea.

También paseó su palmito un 30 de mayo de 1981 con toros de Martínez Uranga de nuevo junto al Niño de la Capea y Juan Antonio Ruiz Espartaco, que también participó esta semana en el programa 'Lazos de Sangre'. El 29 de mayo de 1983 igualmente desfiló por Cáceres junto a Luis Francisco Esplá y Vicente Ruiz El Soro con toros de Gabriel Rojas. Al año siguiente, 27 de mayo de 1984, justo cuatro meses antes de su muerte, repitió con toros de Passanha en un cartel donde fueron protagonistas Espla y Víctor Puerto. Fue la última corrida de Paquirri en la ciudad.

La cornada mortal

Ese año de 1984 había decidido dar por concluida la temporada tras torear en la plaza de toros de Dax, pero accedió a torear dos festejos más, Logroño y Pozoblanco.10 Para la corrida de Pozoblanco, según manifestó su viuda Isabel Pantoja, Paquirri cambió en varias ocasiones la fecha, la ganadería y los toros que habría que torear en Pozoblanco, siendo el destino lo que motivó que el 26 de septiembre, en la plaza cordobesa de Pozoblanco, compartiendo cartel con el Yiyo y El Soro, sufriera una cogida de un toro, cuarto de la corrida, de la ganadería de Sayalero y Bandrés, de nombre Avispado, que resultó en una cornada con dos trayectorias que rompieron las venas ilíaca y safena, y la arteria femoral. Un video, grabado por el camarógrafo Antonio Salmoral, registró el incidente y escenas del torero hablando en la enfermería. Paquirri, todavía consciente, y con una notable tranquilidad dadas las circunstancias, explicaba al doctor Eliseo Morán el tamaño y la trayectoria de la herida: «Doctor, yo quiero hablar con usted o no me voy a quedar tranquilo. La cornada es fuerte. Tiene al menos dos trayectorias, una para acá y otra para allá. Abra todo lo que tenga que abrir, lo demás está en sus manos. Y tranquilo, doctor».

Paquirri el día de su boda con Isabel Pantoja.

Paquirri el día de su boda con Isabel Pantoja. / El Periódico

El torero no pudo ser bien atendido debido a las limitaciones de la enfermería. Sin poder contener la hemorragia, el doctor Eliseo Morán le hizo una cura de urgencia y dada la extrema gravedad del torero, ordenó su traslado inmediato al Hospital Reina Sofía de Córdoba. Los doctores Ruiz y Fumes acompañaron al herido en la ambulancia. Ya cerca de Córdoba sufrió un paro cardíaco y en un intento desesperado de salvarle la vida decidieron ingresarlo en el Hospital Militar por encontrarse más cerca, donde falleció.En las diligencias judiciales consta que Paquirri murió por un shock hipovolémico intenso por hemorragia masiva y rápida. Dos días después miles de personas le dieron el último adiós en la Plaza de la Maestranza de Sevilla. Fue sepultado en el Cementerio de San Fernando, donde reposan sus restos mortales.

Alternativa

Su boda con Carmina Ordóñez.

Su boda con Carmina Ordóñez. / El Periódico

Tomó la alternativa como matador de toros en la plaza Monumental de Barcelona el 17 de julio de 1966, ejerciendo de padrino Antonio Bienvenida y de testigo Andrés Vázquez frente a reses de Juan Pedro Domecq. La alternativa no se llegó a consumar al ser cogido el diestro gravemente en el muslo derecho. La esperada alternativa llegó el 11 de agosto de ese mismo año y en el mismo coso, al cederle Paco Camino muleta y espada ante la mirada de Santiago Martín El Viti. En esta ocasión, los astados llevaban el hierro de Carlos Urquijo de Federico. El 18 de mayo de 1967 confirmó la alternativa en Las Ventas siendo su padrino Paco Camino, en presencia de José Fuentes ante toros de Juan Pedro Domecq.

Sus bodas

Contrajo matrimonio el 16 de febrero de 1973 con Carmen Ordóñez, hija del también torero Antonio Ordóñez, en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid. Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos, ambos toreros, Francisco Rivera Paquirri y Cayetano Rivera. Paquirri y Carmina se separaron en 1979. El 30 de abril de 1983 se casó en segundas nupcias con la cantante Isabel Pantoja, en la basílica de Jesús del Gran Poder de Sevilla en un acontecimiento que fue calificado como la boda del año. De este matrimonio nació su hijo Francisco Rivera. Precisamente la tonadillera ha abierto este mes de junio los conciertos del Festival Stone&Music convirtiéndose, por méritos propios, en la emperatriz de Mérida.