Radiografía del enclave y un regreso a los orígenes

Cáceres: Salvemos Cánovas

La reciente caída de la rama de una morera y las quejas por el mal estado de las baldosas alimentan el debate sobre los cuidados que merece una de las arterias principales de la ciudad de Cáceres

Operarios de la concesionaria Talher trabajaban esta semana en la «poda de castigo» sobre la morera que se desgarró.

Operarios de la concesionaria Talher trabajaban esta semana en la «poda de castigo» sobre la morera que se desgarró. / Carlos Gil

Un paseo por Cánovas siempre es revitalizador, una manera de desconectar del trajín del día a día por el corazón verde de la ciudad. Además, se convirtió desde el primer momento en un lugar de reunión para personas de todas las edades adecentado con bancos, establecimientos de restauración, quioscos y parques infantiles para el disfrute de todos. Sin embargo, la reciente caída de la rama de una morera y las quejas por el mal estado de las baldosas han alimentado el debate sobre los cuidados que merece. 

Hace apenas una semana, cuando la ciudad apenas despertaba, se desgarró una parte de un viejo árbol situado a la altura del número 23 de la avenida de España. En el momento del desplome no pasaba ningún viandante por el paseo, por lo que no hubo que lamentar daños personales ni materiales. La rápida actuación de los bomberos retiró los restos del ramaje durante la mañana. 

Chema Corrales.

Chema Corrales. / E. P.

"Si el interior de la morera está afectado, no es raro que se caiga aunque no haya viento"

Chema Corrales

— Biólogo de la UEx

Dicho incidente no tuvo relación con el temporal o el viento, ya que durante aquella jornada no se registraron fuertes rachas de viento en la capital cacereña. Según Chema Corrales, biólogo de la Universidad de Extremadura, «hace tres años también se cayó una rama del mismo ejemplar, que ya sufrió tiempo atrás podas más que discutibles». «Si el leño interior del árbol está afectado, no es raro que esto ocurra aunque los vientos laterales no sean fuertes. Hay que tener en cuenta que los vientos se producen con lluvias, que hacen aumentar el peso de las ramas. No solo esto, también es importante señalar que estamos en plena época de moras y que las ramas pesan aún más», explica Corrales.

Tras la caída de este árbol, durante los primeros días de la semana se solicitó un informe sobre la causa de la caída. Después de la supervisión del estado del resto del ejemplar, se realizaron labores para descargar su peso. Fue la concesionaria de parques y jardines -Thaler- la encargada de realizar esta «poda de castigo», como denominó Corrales la actuación. Además, a comienzos de 2024 se revisó la vegetación de todos los parques de la ciudad. En concreto, en el paseo de Cánovas se encontraron 18 pies que representaban un riesgo importante, sobre los que también se actuó de forma preventiva.

Las baldosas

Es otra de las quejas que más emiten los cacereños al pasear por Cánovas. Parte de las baldosas que hay en el paseo están levantadas y es habitual que haya operarios trabajando sobre ellas. De hecho, es habitual escuchar protestas en la zona: «Hay que revisar que todo está en condiciones porque es una zona por la que pasean muchos niños y personas mayores», reprochaba una viandante.

Chema Corrales.

Matías Simón. / Francis Villegas

"El acerado de Cánovas lleva 45 años y las plantas se han acostumbrado a esa baldosa"

Matías Simón

— Amigos del Parque del Príncipe

Matías Simón, que ha trabajado durante más de 35 años como funcionario de parques y jardines en la ciudad y actualmente preside la Asociación de Amigos del Parque del Príncipe, se muestra contrario a la idea de cambiar el suelo del paseo: «Cuando algo está bien, no hay que tocarlo. Ese acerado llevo viéndolo casi 45 años y las plantas se han acostumbrado a esa baldosa. Los árboles se han acomodado a este suelo». «Sí que hay que reconocer que hay dos problemas: los padres que no tienen suficiente consistencia con sus hijos cuando juegan al balón y los dueños de los perros que no recogen las heces de los animales. Sin embargo, considero que Cánovas es perfecto, no hay casi nada mal», sentencia.

Suscríbete para seguir leyendo