La carrera por el remanente

El PP negocia su plan de inversiones en Cáceres con Vox y deja fuera a PSOE y Podemos

El alcalde mantiene conversaciones con los de Abascal. El resto de la oposición dice cuáles son sus líneas rojas y culpan a Mateos de "falta de comunicación"

El alcalde Rafa Mateos y la portavoz socialista, Belén Fernández Casero.

El alcalde Rafa Mateos y la portavoz socialista, Belén Fernández Casero. / Carlos Gil

El PP está tratando de salvar in extremis su Plan de Inversiones, tumbado en el pleno del pasado jueves después de que todos los grupos de la oposición, incluido Vox, dejaran solo al alcalde, Rafa Mateos. Tras la sesión se activó un proceso negociador para que en el pleno del próximo jueves salga adelante el remanente de tesorería de 25 millones de euros que haría posible la ejecución de los proyectos inversores diseñados por el Partido Popular, que gobierna en minoría.

Sin embargo esas negociaciones, de momento, solo se están realizando con Vox, el partido que lidera Eduardo Gutiérrez, y de forma prácticamente secreta. Los otros dos grupos, PSOE y Podemos, han quedado fuera y no han sido llamadas, al menos de momento, por el equipo de gobierno, según confirman ambos partidos.

En este sentido, la portavoz del PSOE en el consistorio, Belén Fernández Casero, ha asegurado a este periódico que los populares no han mantenido negociaciones "ni parece que tuvieran intención" , que tampoco han tenido un borrador de propuestas y que van a poder presentar las suyas a través de iniciativas de enmiendas que se presentarán este jueves en el Pleno Ordinario. "La única conversación que el portavoz ha tenido con nosotros a ese respecto es la que se produjo en el debate del Pleno, en ningún caso nunca se nos ha llamado", ha resaltado.

Así, en caso de que el PP abriera un canal de comunicación con ellos, el PSOE apoyaría la aprobación del remanente si se incluyesen "cuestiones esenciales" y tendría una serie de líneas rojas, como destinar una parte de las inversiones en materia de alquiler para ofrecer una línea de ayudas, rehabilitar viviendas para destinarlas al alquiler social, que se dote una cantidad para empezar a trabajar en el primer Plan Municipal de Vivienda de Cáceres, inversiones para fomentar el empleo juvenil o adquirir suelo para potenciar la industria.

Sobre el plan que han presentado los populares, Fernández Casero ha señalado que se trata de una "propuesta unilateral del Partido Popular, que no tiene ningún tipo de consenso con la ciudadanía" en el que se incluyen medidas que cuentan con "claros tintes electoralistas".

La abstención

En cuanto a la comisión que se celebró antes del pleno y en la que todos los partidos, menos el PP, se abstuvieron, la portavoz ha explicado que la documentación llegó de "manera apresurada", ya que ha argumentado que no sabían "ni que se iba a convocar tan pronto, ni teníamos ninguna información previa ninguna sobre el borrador que se nos iba a hacer llegar para hacer propuestas al remanente", por lo que los socialistas tenían que estudiar las propuestas presentadas antes de ofrecer su postura en el pleno.

Otro grupo con el que el consistorio no ha hablado ha sido Podemos, su portavoz, Consuelo López, ha opinado que "está negociando con su socio, con Vox", pero que en caso de que les llamase sí que hablaría con ellos al ser una "cantidad importantísima de dinero", en concreto, 25 millones de euros. "Hay que sentarse para hablar sobre hacia dónde va dirigido ese dinero, pero desde luego si a estas alturas desde el jueves no nos han llamado dudo mucho que lo hagan ahora", ha afirmado.

La portavoz ha destacado que ellos no marcarían "líneas rojas", sino que propondrían que se incluyesen una serie de medidas, como una partida destinada al alquiler, como abrir una Oficina de Vivienda que gestionase el parque público de viviendas, así como instalar una red de baños públicos, por ser "importante para una ciudad de 100.000 habitantes" y donde hay "tanto turismo".

Además, sobre lo ocurrido en la comisión, López ha coincidido con la portavoz del PSOE con que el PP mandó el informe en el último instante, 48 horas antes, por lo que no pudieron estudiar las propuestas del remanente. Por ello decidieron abstenerse y ha asegurado que los populares "dieron por hecho que con la abstención de los grupos en comisión lo iban a sacar para adelante", pero que no ocurrió así en el Pleno.

Suscríbete para seguir leyendo