Exalcalde cacereño

El retrato de Luis Salaya luce ya en el Ayuntamiento de Cáceres

El que fuera regidor de la ciudad de 2019 a 2023 aboga por buscar "espacios de moderación" y acuerdos en la política

El exalcalde de Cáceres Luis Salaya ya tiene su retrato en el Ayuntamiento

Jorge Valiente

EP

El retrato del exalcalde de Cáceres Luis Salaya luce ya en la galería del ayuntamiento cacereño de los que han sido regidores en la ciudad junto a otros como el de Juan Iglesias Marcelo, Carlos Sánchez Polo, José María Saponi, Carmen Heras o Elena Nevado. La pintura realizada por el artista Juan José Narbón representa a Salaya en una actitud distendida con una camisa blanca y una amplia sonrisa.

El propio Salaya ha colgado el cuadro en el pasillo que antecede al despacho de Alcaldía que ocupó el 15 de junio de 2019 cuando fue elegido alcalde de la ciudad y se convirtió en el regidor más joven de una capital de provincia, con tan solo 30 años, solo unos días antes de cumplir los 31.

Antes de proceder a la colocación del retrato ha tenido lugar un acto de reconocimiento a la labor de Salaya que se ha celebrado en el salón de plenos con la asistencia de concejales de la actual corporación, así como familiares y amigos.

El ahora alcalde Rafael Mateos, que coincidió con Salaya durante dos legislaturas en el consistorio, ha señalado que se trata "de un día de reconocimiento" pero sobre todo de "agradecimiento a quien dedicó ocho años de su vida a la política municipal, pero sobre todo a quien dedicó cuatro años a ser alcalde de la ciudad de Cáceres", haciendo un paréntesis en su vida laboral y personal para dedicarse a la gestión municipal.

"Es una cuestión que hay que valorar y que yo valoré en su día y que sigo valorando ahora que soy alcalde", ha subrayado Mateos, que ha destacado que a pesar de las diferencias ideológicas entre ambos, uno del PSOE y otro del PP, tuvieron "sintonía" en el interés general de la ciudad.

Mateos ha recordado que Luis Salaya fue el alcalde al que le tocó gestionar la pandemia de Covid, "un momento difícil" en el que "el Gobierno estuvo a la altura". "Creo que la verdadera política es la que se hace en los ayuntamientos... la que hacen los veinticinco concejales, los doscientos veinticuatro alcaldes y corporaciones que hay en la provincia de Cáceres, los más de trescientos compañeros que hay en Extremadura, los más de ocho mil alcaldes que hay en España".

"Porque al final, cuando hay un problema, el ciudadano a quien mira es al más cercano, el ciudadano al que mira y a donde se dirige es a su ayuntamiento", ha incidido Mateos, que ha considerado "un privilegio" ser alcalde de tu ciudad.

Así, ha insistido en que el acto de este viernes es "un reconocimiento de la ciudad de Cáceres" y a una etapa que "con tus aciertos y tus errores, como los tenemos todos, también marcaste el devenir de la ciudad de Cáceres durante cuatro años". Unos errores que "siempre tienen justificación", ha dicho Mateos, "porque alguien que se dedica a la vida municipal no toma decisiones pensando en cómo empeorar su ciudad, sino todo lo contrario".

"Lo importante es que quienes estamos en gobiernos, que quienes tenemos la posibilidad de tomar decisiones, tomemos decisiones, que es para lo que nos eligen los ciudadanos, y seamos capaces de que las ciudades avancen", ha añadido.

Respecto a si se dará el nombre de Luis Salaya a alguna calle o plaza de la ciudad como se ha hecho con otros alcaldes anteriores, Mateos ha recordado que, de momento, tampoco Elena Nevado tiene un espacio público dedicado, pero ha adelantado que se buscarán dos espacios que estén a la altura de ambos para nombrarlos. "No es una cuestión obligatoria, pero sí creo que es de justicia y de agradecimiento a quien ha dedicado parte de su vida a trabajar por la ciudad de Cáceres".

Espacios de moderación

Por su parte, Luis Salaya ha agradecido este gesto de reconocimiento a su labor y ha valorado que su imagen vaya a estar colocada cerca del exalcalde ya fallecido Juan Iglesias, del que aprendió mucho porque hablaba de "espacios de moderación" que ahora "son difíciles de encontrar".

En esta línea y ante la situación política actual, Salaya ha abogado por "buscar el centro" no solo como espacio electoral o ideológico sino "como un sitio al que ir" para encontrar consensos y acuerdos, aunque "no haga falta vivir en él".

"A mí no me gustaría que mis concejales viviesen en el centro, pero sí creo que hay que ir mucho. El centro es un sitio donde hay que ir a encontrarse, donde hay que ir a hablar, donde hay que ir a llegar a acuerdos sin que eso signifique renunciar a nada, ni salir de tus posiciones, ni perder tus máximos", ha señalado.

Así, se ha referido a los consensos a los que la corporación municipal llegó en la legislatura pasada y ha recordado que "el tono político que hubo durante buena parte de la pandemia y los espacios de colaboración siguen ahí, están perfectamente vigentes, los retos de este momento, aunque sean menos dramáticos, no son extraordinariamente diferentes a los que había en aquel momento".

Por ello, ha pedido que "el que pueda aportar, que aporte" y "el que pueda encontrar acuerdos, dar pequeños pasos, que lo haga". "Hay que sacar pecho del acuerdo desde la diferencia más que desde la coincidencia", ha sentenciado Salaya, que ha desvelado que "piensa mucho" en los proyectos que impulsó como el Centro Ibérico de Almacenamiento de la Energía o la reforma de la avenida Héroes de Baler, y de otros de los que se siente orgulloso como los campos de fútbol de Pinilla, que impulsó su antecesora y concluyó en su mandato.

"Me siento orgulloso de la participación que tuve a la hora de llegar a un acuerdo político que permitió que otro gobierno pusiera en marcha eso, y eso son las cosas que quedan al final, lo que se hace y lo que se puede hacer", ha defendido.

Por eso ha pedido a los actuales concejales que piensen en qué les puede hacer sentirse orgullosos, "qué obras, el fortalecimiento de los servicios sociales o en qué intervenciones van a hacer que os enorgullezcáis en el futuro", ha resaltado.

Antes de concluir su intervención, Salaya ha indicado que es una semana "muy especial" para él porque en dos días será su cumpleaños, porque justo hoy se cumple un año de la presentación de su renuncia al acta de concejal tras perder las elecciones de mayo de 2023, y porque esta semana se ha estrenado la segunda temporada de La Casa del Dragón, rodada en Cáceres y de la que es gran seguidor "aunque se hubiera rodado en Dubrovnik", ha bromeado.