Educación

Oposiciones en Cáceres: “Han sido muchos meses preparándome en una academia y mucho dinero invertido”

En la capital cacereña no se han registrado incidencias y el operativo de tráfico se ha desarrollado con normalidad

Opositores minutos antes de empezar el examen

Opositores minutos antes de empezar el examen / Jorge Valiente

El ‘Día D’ de los opositores ha llegado, meses de estudio, sacrificio y esfuerzo se materializaron este sábado en una prueba que duró 120 minutos. Antes de empezar la prueba el ambiente se embriagó de los nervios de los aspirantes, para muchos de ellos aprobar con una buena nota significaba poder obtener su tan ansiada plaza en su especialidad.

Entre las novedades de este año han destacado que las hojas del examen eran autocopiativas, es decir, lo que se escribía se quedaba también grabado en otro folio. Una de esas hojas se la ha quedado el tribunal y la otra el opositor para leerlas ante el tribunal a partir del próximo martes, 25 de junio.

En Cáceres, en el IES Hernández Pacheco los opositores se han examinado de especialidades de secundaria como son Portugués, Tecnología y Operaciones y Equipos de Producción Agraria.

Silvia de Frias ha sido una de las aspirantes que se ha presentado al examen de Portugués, esta es la tercera vez que se presenta y, bajo su criterio, “ha habido suerte con los temas” y este año ha sido “más asequible” por no haber una prueba práctica posterior.

Esta aspirante procede de Valverde del Fresno y ha salido de esta localidad con sus padres, quienes la han estado acompañando y apoyando, a las 6 de la mañana para llegar con tiempo a la sede del examen.

Pernoctaciones en la ciudad

Otras personas han decidido quedarse a dormir en la capital cacereña para no conducir por los nervios previos al examen, los hoteles han hecho su agosto gracias a este proceso selectivo. Raquel Bañegil ha sido una de ellas, que además ha sido la primera vez que se ha presentado a las oposiciones, ha asegurado que ha sentido “muchos nervios” antes de entrar, ya que "han sido muchos meses preparándome en una academia y mucho dinero invertido” que se han decidido en este examen. 

Raquel Bañegil

Raquel Bañegil / Miriam Sierra Becerro

“Anoche no dormí nada por los nervios, creo que los que ya se han presentado más veces vienen mejor mentalizados”, ha puntualizado. Ha dormido con su madre en un hotel en la ciudad que estaba “a tope de opositores” y ha asegurado que no esperaba ver a tanta gente y que parecía “la Feria de Sevilla”.

Eusebio Alcón es de Mérida y también ha hecho noche en Cáceres, aunque ha sido en casa de sus padres. Se ha presentado más de tres veces a las oposiciones y esta ha sido la más emotiva para él, se ha examinado en el instituto donde ha hecho Secundaria y se ha sentado al lado de la mesa donde él estudiaba. 

Cuenta que él ha salido “contento” del examen y cree que no todo depende de la suerte, sino “de lo que uno lleve preparado”, en su caso ha podido desarrollar bien uno de los temas que entraba.

Eusebio Alcón

Eusebio Alcón / Miriam Sierra Becerro

“Muy poca experiencia”

Asimismo, otros aspirantes no han tenido que desplazarse desde otra ciudad, como es el caso de Benigna Torres, quien se ha presentado por tercera vez a las oposiciones para ser profesora de Tecnología; sin embargo, su objetivo no es conseguir una plaza en esta convocatoria porque tiene “muy poca experiencia”, ha explicado.

Lleva todo un año preparándose para este examen en un centro de formación, ha subrayado que uno de los factores clave es la “suerte” y que ha habido muchos nervios antes de que se sorteasen los temas que se debían desarrollar. Además, ha indicado que ha realizado el examen en un aula pequeña junto a otras 14 personas “otros años hemos estado muchísimos más”. 

Cristina Sánchez Collado es también de Cáceres, se ha examinado de Portugués y ha salido “bastante contenta porque me han caído tres temas de los que llevaba preparado” y porque este año ha sido “más fácil” al no haber dos pruebas ni tener que presentar una programación.

La opositora se ha levantado a las 6 de la mañana y ha llegado a las 7:00 al IES Fernández Pacheco, donde ya había “muchísima gente”, sentía nervios, pero también “indignación” al ser un proceso de estabilización en Extremadura en el que se han presentado personas procedentes de otras Comunidades Autónomas. “En mi sala he visto muchas caras nuevas que el año pasado no estaban”, ha asegurado.

Suscríbete para seguir leyendo