Reivindicaciones laborales

Los 230 trabajadores de Catelsa Cáceres amenazan con un paro si no les suben el sueldo

Los empleados pide un aumento de los sueldos conforme al IPC más un 2,8% este año, tal y como se plantea en la actual negociación. Si la empresa no cede, convocarán cuatro concentraciones en julio y paros de una o dos horas en septiembre

El presidente del comité, Sebastián Centeno, en la Casa de la Cultura Antonio Rodríguez Moñino este sábado.

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Extremadura o inicia sesión si ya eres suscriptor

Suscríbete

¿Ya eres premium? Inicia tu sesión aquí

Miriam Sierra Becerro

Salarios "dignos" y "subidas justas" son las reivindicaciones de los 230 empleados de la empresa Catelsa. Llevan así desde 2022, cuando la empresa "no cumplió" con el anterior convenio pactado, según cuenta el presidente del comité, Sebastián Centeno. En él acordaron una subida salarial acorde al IPC, que en ese momento se situaba en 6,5%, pero la compañía se negó porque "decían que era una cantidad muy grande".

Trabajadores de Catelsa en la Asamblea General Informativa esta mañana en la Casa de la Cultura Antonio Rodríguez Moñino

Trabajadores de Catelsa en la Asamblea General Informativa esta mañana en la Casa de la Cultura Antonio Rodríguez Moñino / Jorge Valiente

Tras incumplir este acuerdo, los empleados denunciaron la situación a inspección y tuvieron dos mediaciones. "Al final la empresa movilizó a los trabajadores y retiramos la denuncia", resalta Centeno, quien indica que pactaron con Catelsa una subida del 1% y en 2023 de un 2,8%. Señala que con este pacto "hemos perdido un poder adquisitivo del 4,1%. En esta negociación actual, queremos recuperar un poco lo perdido, o sea, el 4,5%". Por ello, exigían un aumento conforme al IPC más el 5%, "ahora el comité ha cedido a dos años, que se suba un 2,8% en 2024 y el 2% en 2025".

Sin embargo, en esta fase de acuerdo, el presidente del comité avanza que la compañía quiere incrementar el salario acorde al IPC más un 0,2%. "Para aquellas personas que tengan los sueldos más bajos esto supondría una subida de dos euros más el IPC, nosotros estamos pidiendo un aumento del 2,8%", subraya Sebastián Centeno. En esta negociación, la empresa ha cedido "en los artículos de coste cero, aunque en otros de este tipo se ha negado. Le pedimos que los compañeros de oficina puedan teletrabajar un día o dos a la semana o que puedan entrar una hora antes a petición de los trabajadores, eso nos lo ha negado".

La empresa se "ha cerrado en banda" y los trabajadores avisan que si no les conceden estas subidas convocarán cuatro concentraciones en julio en las inmediaciones de Catelsa para presionar a la compañía para que siga negociando y sienta que estas manifestaciones cuentan con el "apoyo" de todos los empleados. La primera será este martes de 12.00 a 15.00 horas, "para abarcar los dos turnos", incide Centeno; y las siguientes están programadas para este miércoles, y los viernes 19 y 26 de este mes.

Comité de empresa de Catelsa en la Asamblea General Informativa

Comité de empresa de Catelsa en la Asamblea General Informativa / Jorge Valiente

En caso de que estas concentraciones no surtan efecto, en septiembre comenzarán a "actuar más fuerte" convocando parones "para intentar llegar a un salario digno", remarca el presidente del comité. Estas paradas tendrán una duración de unas dos horas o incluso se plantean hacer una huelga, ya que "muchos compañeros nos lo están pidiendo".

Esta mañana el comité de la empresa se ha reunido con medio centenar de trabajadores en una asamblea general en la casa de la cultura de Antonio Rodríguez Moñino, situada en la avenida de Cervantes en la capital cacereña, para explicarles cómo han llegado a esta situación y los próximos pasos que van a dar. Esperan que la compañía "reflexione un poco y ceda" en los acuerdos que se alcancen en la negociación.

El Periódico Extremadura ha contactado con Catelsa para conocer su opinión al respecto, pero nos ha remitido a la semana que viene.

Suscríbete para seguir leyendo