La ciudad, ante el cheque bebé

500 euros para fomentar la natalidad en Cáceres, ¿suficiente?

¿Es suficiente un cheque bebé de 500 euros para fomentar la natalidad? Los cacereños responden después de que el ayuntamiento haya lanzado esta ayuda con el objetivo de fomentar la natalidad, ante el preocupante descenso de los nacimientos y el envejecimiento acelerado de la población

Paseando a un bebé en Cánovas.

Paseando a un bebé en Cánovas. / Jorge Valiente

«Solo tengo una hija porque no he podido tener más». Lo cuenta María Gea, de 37 años, al referirse al esfuerzo que le ha supuesto ser madre. Y es que en los tiempos que corren, son muchos los que renuncian a tener hijos por la dificultad que ello acarrea. Por eso, el Ayuntamiento de Cáceres ha tomado cartas en el asunto y, desde el martes 2 de julio, concede ayudas de 500 euros para fomentar los nacimientos y las adopciones. Una suma que, para familias como la de María, puede ser fundamental.

Ella es autónoma y vivió una época complicada tras el nacimiento de su hija, en plena pandemia por el covid, por los problemas para conciliar. De hecho, tuvo que dejar de trabajar, ante la imposibilidad de pagar una guardería. «Es un gasto inmenso. No puedes pagar 300 euros por que te cuiden un niño cuatro horas al día», señala Gea, que se muestra a favor de cualquier ayuda para fomentar la natalidad. «Puede que la gente de mi generación se haya visto más limitada a la hora de decidirse a tener hijos. Nosotros hemos vivido de lleno la crisis y hemos arrastrado un déficit económico que no hemos conseguido levantar». 

Los requisitos

Lo mismo opina María Rebollo, estudiante. Ella no conocía la medida, pero como su segunda hija nació a finales de 2023, no puede optar a la cuantía. Solo la pueden solicitar aquellas familias con hijos nacidos o adoptados entre el 1 de enero y el 15 de diciembre de 2024. Ella ha manejado bien su doble maternidad: sus dos niñas lactantes le han permitido ahorrar en alimento, mientras que la segunda hereda la ropa de la progenitora. Explica como, desde su experiencia, ser madre puede no suponer un gasto tan elevado, siempre que haya un control y no se compren cosas innecesarias. A pesar de ello, para Rebollo «todas las ayudas sociales son buenas, sobre todo, si son para conseguir un aumento de los nacimientos».

¿Es suficiente un cheque bebé de 500 euros para fomentar la natalidad? El Periódico lanza esta pregunta después de que el ayuntamiento haya puesto en marcha esta medida con el objetivo de fomentar la natalidad, ante el preocupante descenso de los nacimientos y el envejecimiento acelerado de la población.

Domingo Barbolla, sociólogo y antropólogo de la Uex, pone precisamente el foco en este asunto y subraya la dificultad que supone interceder en los procesos culturales y «la necesidad de asumir que vamos a ser una población envejecida». En cualquier caso, señala la insuficiencia de un cheque de 500 euros para alterar los nacimientos o las adopciones y opta por otras medidas más eficaces. «Ampliar los tiempos de maternidad a un año para lograr una mejor compaginación sería más resolutivo», expresa Barbolla.  

El sociólogo habla así de una iniciativa municipal que contempla entre sus condiciones que ambos progenitores tengan residencia legal en el municipio de Cáceres y que estén empadronados, al menos, durante los doce meses anteriores ininterrumpidos a la fecha de solicitud. Asimismo, tendrán que estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias con la Hacienda Estatal y con la Tesorería General de la Seguridad Social y al corriente del cumplimiento de sus obligaciones por reintegro de subvenciones del Ayuntamiento de Cáceres y de sus Organismos Autónomos. Por último, los progenitores deberán permanecer 3 años empadronados en la ciudad desde que reciban la ayuda. 

Sobre esto último reflexiona Juan Manuel Amarilla, también estudiante. «¿Por qué está haciendo esto el ayuntamiento? ¿Es por qué la gente de Cáceres se está yendo fuera de Extremadura?», se pregunta. Hace especial hincapié en la población más joven y en la dificultad que puede tener para encontrar trabajo. En cualquier caso, aprueba la medida. «Hoy en día sube el precio de la luz, el precio de los pañales, el precio de la comida... creo que cualquier ayuda está muy bien». 

Mientras tanto, para Francisco Javier González Rosa, albañil, el consistorio deja de lado un requisito indispensable: el poder adquisitivo de las familias. «Las ayudas se las tienen que dar a aquellos que las necesiten , no a todo el mundo. Darle 500 euros a personas con mucha capacidad económica es tirar el dinero», opina. González coincide con Gea en el enorme gasto que supone tener un hijo, «más hoy en día, que todo es muy caro y los niños tienen cada vez más caprichos». 

No piensa lo mismo Gloria de la Calle Nieto, profesora de Secundaria. Para ella, todo el mundo tiene derecho a recibir el subsidio. «Todos tenemos circunstancias, algunas mejores que otras, pero todos las tenemos»”. Señala que toda ayuda es bien recibida, pero no tiene claro que un cheque de 500 euros vaya a tener un peso decisivo en el incremento de los nacimientos o de las adopciones. «Supongo que la gente que tiene hijos, los tiene más allá de que te den una ayuda. Hay otra serie de motivaciones o intereses», relata.  

Un empujón

Muestra de la variedad de pensamientos, Carolina Gómez Campón, autónoma, subraya que «si hay alguien que no se decide a dar el paso de tener hijos, esta ayuda puede suponer un empujón». Gómez considera que es una medida acertada para fomentar la natalidad. En este punto, señala que Cáceres es una ciudad que está envejeciendo y que, por tanto, necesita de nuevos nacimientos. 

La ayuda se puede solicitar de forma presencial en las Oficinas del Registro General y sus Registros Auxiliares del Ayuntamiento de Cáceres y en cualquier oficina de la Red ORVE. Pero, también, a través de la sede electrónica del consistorio o de la red SARA. Un punto a favor, puesto que la gestión telemática puede facilitar mucho la vida a las madres y padres en sus aventuras de conciliación. 

Carolina Gómez da fe de ello, pues a la hora de solicitar la deducción por maternidad, que asciende a 100 euros mensuales, pudo hacerlo a través de Internet. «Es algo que se agradece ya que, con un niño pequeño, la burocracia puede ser muy pesada». 

En la misma línea se mueve Rocío Fondón, dependienta y madre de dos hijos. «Hoy en día la gente piensa mucho si tener niños o no, con lo que cualquier ayuda que fomente la natalidad me parece bien». A diferencia de Carolina, ella no requirió la deducción por maternidad, pero sí obtuvo los 1.200 euros correspondientes al hacer la declaración de la renta. 

Unas cuantías que Gemma Barrantes, empleada en el sector de la limpieza, considera correctas. No obstante, alza la voz por la falta de subsidios a las familias monoparentales, contraponiéndolo a los que perciben aquellas numerosas. Además, se muestra a favor de que se dé prioridad a aquellas personas que tienen un poder adquisitivo menor. «Creo que habría que primar a los de rentas más bajas o en riesgo de exclusión social». 

Todo aquel que quiera optar al ‘cheque bebé’ deberá presentar los siguientes documentos: impreso de la solicitud cumplimentada, ficha de alta a terceros del Ayuntamiento de Cáceres, documento identificativo de la persona solicitante, fotocopia del libro de familia , declaración responsable de que se cumple con los requisitos exigidos, y autorización para la consulta de datos. Quienes cumplan las condiciones serán beneficiarios hasta que se agote el crédito habilitado por el Imas, que asciende a 100.000 euros. Y todo ello para optar a una ayuda que para algunos supone un respiro pero para otros no es suficiente.