62 de los 270 trabajadores ven peligrar sus puestos

Atento clama en Cáceres: "Nos preocupa que puedan desmantelar el servicio"

Los empleados de la empresa de telefonía se manifestan contra las reubicaciones y traslados que les proponen: "Buscan despedirnos a coste cero", sostienen

Atento clama en Cáceres: "Nos preocupa que puedan desmantelar el servicio"

Carlos Gil

Los trabajadores de Atento se han manifestado hoy a las 11.30 de la mañana frente a la sede cacereña de la compañía ante las "modificaciones sustanciales" que la empresa telefónica ha emprendido a nivel nacional. Las medidas se dejarán sentir en seis de sus centros, y van a afectar a 62 de los 270 integrantes de la compañía en la capital cacereña.

Los empleados están divididos en tres servicios: el que la empresa presta a Movistar, el de luz y energía de El Corte Inglés y el servicio técnico. Es este último el que se verá afectado por las medidas. De sus integrantes, doce serán reubicados en otro servicio y a los otros cincuenta la empresa les propondrá el traslado a otras ciudades.

María Luisa García, trabajadora del servicio técnico de Atento desde hace más de veinte años, reclama que "la empresa busca despedir a sus trabajadores a coste cero", pues con "un sueldo de novecientos euros" los trabajadores no pueden asumir el traslado a otras ciudades y menos habiendo formado su vida en Cáceres. Habla de "ere encubierto", y cree que la empresa acude a las reuniones con los representantes sindicales con la decisión ya tomada de antemano.

Esta semana se han celebrado en Madrid tres de las cinco reuniones previstas entre la empresa y los representantes de cada sección sindical. La representación de la sección de Cáceres acudió ayer a la capital, pero José María Boyero, presidente del comité de empresa, denuncia que no ha habido una tendencia al entendimiento por parte de la empresa, pues "en tres días de reunión no hemos avanzado prácticamente nada". Carmen Cancho, trabajadora de la empresa, se manifiesta en el mismo sentido: "La empresa no está negociando. Los sindicatos estarán haciendo su parte, pero Atento no nos está dando otras opciones a los trabajadores", denuncia. La firma ha comunicado que el jueves anunciará sus "propuestas concretas", en lo que muchos creen que supondrá la comunicación de quiénes serán los afectados por la reestructuración. 

Boyero teme que la medida suponga "una primera fase para vayan desmantelando el centro de Cáceres poco a poco". Demanda que "si quitan a sesenta y dos, nos vamos a quedar poco más de cien en ese servicio, y cualquier día pueden llegar y cerrarlo".

Carta abierta de un trabajador de Atento Cáceres

Carta abierta de un trabajador de Atento Cáceres

Carta abierta de un trabajador de Atento Cáceres

Desde el comité hacen hincapié en que, para ellos, la mejor alternativa a la movilidad planteada por Atento es el teletrabajo, modalidad a la que actualmente ya se acoge el setenta por ciento de la plantilla. "Esos trabajadores podrían realizar sus funciones desde casa sin problema, pues tienen los mismos medios para hacerlo que el resto de sus compañeros", dice.

Por su parte, y aunque contempla el teletrabajo como opción, María Luisa García cree que "para las mujeres -mayoría en la empresa-, no es positivo". Por eso, aboga por mantener los puestos de trabajo de forma presencial, "como los últimos veinte años, en los que la empresa ha ganado mucho dinero".

Irene de Miguel, representante de Unidas por Extremadura, ha acudido a la manifestación, queriendo hacer hincapié en que desde su formación están "en contra de que multinacionales de este tipo vengan a Extremadura y se salten las condiciones laborales de los trabajadores".

Suscríbete para seguir leyendo