Mejoras en la charca y los merenderos de un espacio emblemático

Avanzan las obras de remodelación del Parque Olivar Chico de los Frailes de Cáceres

El alcalde visita este “espacio privilegiado de la ciudad” y prevé la finalización de las actuaciones para el 30 de septiembre 

Avanzan las obras de remodelación del Parque Olivar Chico de los Frailes de Cáceres

Carlos Gil

Las obras de mejora del Parque Olivar Chico de los Frailes, uno de los grandes pulmones de la ciudad, avanzan a buen ritmo. Así lo ha confirmado el alcalde de Cáceres, Rafa Mateos, quien junto a los concejales de Infraestructuras y Participación, Víctor Bazo y Jacobi Ceballos, ha visitado las inmediaciones de la zona esta mañana.

Las actuaciones sobre el entorno, que se enmarcan dentro del Programa de Fomento del Empleo Agrario, van a pasar por la reparación de todo el vallado perimetral del Camino Hinche, que colinda con el Parque del Príncipe, así como del vallado de las charcas grandes y el entorno de la charca pequeña. Además, se van a mejorar los muros de mampostería que rodean los distintos merenderos y, de estos, sus mesas y bancos, y se van a limpiar y desbrozar todos los caminos colindantes. Todo ello, según afirma el regidor, para que los cacereños puedan disfrutar del parque “cuando pasen los meses estivales”. No obstante, el potencial de esta zona se confirma echando un vistazo durante una mañana de julio, en la que se puede ver a los vecinos haciendo deporte o paseando a sus mascotas.

Y, es que, este enclave de 12,5 hectáreas de superficie cuenta con espacios para practicar gimnasia, juegos con niños, así como barbacoas y fuentes de agua potable. Además, allí se ubica una Casa de Labranza donde se ha instalado un Centro de Educación Ambiental, y Fuente Barba, un pozo de agua que en el pasado se utilizó como lavadero.

La cuantía total de la remodelación, coordinada por el Servicio de Parques y Jardines y la Brigada de Obras, asciende a los 287.000 euros, de los que 187.000 euros corresponen a costes de mano de obra y, la cantidad restante, a costes de material. Para llevarla a cabo se han contratado “peones y oficiales cualificados” por quincenas, que se renovaran transcurridos los 15 días por la “escasez de mano de obra”.

Mateos señala que este tipo de contrataciones permite a los obreros acceder a las peonadas con las que pueden optar a los subsidios en los meses de invierno. No obstante, los propios trabajadores explican que dichos contratos quincenales no les cuentan para obtener las ayudas, y que son los contratos agrícolas los que se lo conceden.

La finalización de las transformaciones está prevista para el 30 de septiembre. Desde el ayuntamiento han pedido una prórroga al ministerio hasta el 15 de diciembre “por precaución”, pero el regidor confía en que las actuaciones “se ejecuten a lo largo del verano”.