Ciudad de la música

El fútbol es el fútbol, pero no resta puntos al concierto de la plaza Mayor de Cáceres

David Otero, Dani Fernández o Walls se suben al escenario de Los40 Summer Live mientras los hosteleros aplauden iniciativas musicales que aumentan la clientela

David Otero durante su concierto en la plaza Mayor de Cáceres la noche de este martes.

David Otero durante su concierto en la plaza Mayor de Cáceres la noche de este martes. / Carlos Gil

El fútbol es el fútbol pero no restó público a una plaza Mayor de Cáceres que volvió la noche de este martes a llenarse de música. Lo hizo con el concierto de Los40 Summer Live que organizó la cadena de radio en la ciudad. Es el segundo evento de este tipo que acoge la capital cacereña en cuatro días después del éxito de público que el pasado viernes se granjeó Cadena Dial con la presencia de artistas como Carlos Baute y Ana Guerra.

Esta vez, cantantes como David Otero, Dani Fernández y Walls han convertido nuevamente a Cáceres en la ciudad de la música, con público de todas las edades y jóvenes que llevaban desde las siete de la tarde aguardando la llegada de sus fans. Todo un atractivo para los jóvenes y también para los bares y restaurantes, que han destacado que obtienen más beneficios con eventos como el de Los40 Summer Live que con la Eurocopa.

«Esperamos que venga una gran cantidad de gente. Siempre que hay eventos como este obtenemos mayor rendimiento económico», señalaba horas antes de la cita Achraf Jabbour, empresario del restaurante Monumental. Jabbour, quien reconocía el impulso que les proporciona el fútbol y que este martes esperaban «un descontrol absoluto». Explicaba, eso sí, que el consumo con los conciertos aumenta en mayor proporción. Él ha solicitado al ayuntamiento la licencia para poder poner una barra fuera, algo que considera muy positivo, al obtener «más ganancias con un menor esfuerzo», en contraposición a lo que ocurre con las terrazas. «Sirves la consumición y te lo pagan al momento. Es más rápido», expresó.

A la seguridad privada del evento se sumó la policía local para evitar la introducción de vidrio a la zona, con las barras de los bares habilitadas para dispensar la bebida. El aforo máximo se estimaba en torno a unas 15.000 personas.

Los agentes fijaron unas vías solo de entrada y otras solo de salida para evitar las aglomeraciones. Así, la calle Pintores, la Plaza del Duque, el Arco de la Estrella, el Arco de España y la calle Andrada dieron acceso al concierto. Mientras tanto, para marcharse del lugar habrá que hacerlo a través de las calles Gabriel y Galán, General Ezponda y Gran Vía. 

Suscríbete para seguir leyendo