El comercio tradicional pide otras actividades que les favorezcan de modo más directo

Los conciertos en la plaza Mayor de Cáceres: beneficios sí, pero no para todos

Los hosteleros celebran la organización de Los40 Summer Live y Dial al Sol, pero el comercio tradicional necesita más actividades para impulsar el turismo y las compras

Los40 Summer Live y Dial al Sol generan distintas opiniones tras su paso por la capital cacereña los días 5 y 9 de julio. Y no por la calidad de los conciertos, sino porque algunos negocios, que ven la cara más amarga de la época estival reflejada en sus ventas, estiman que necesitan más actividades y más variadas para impulsar el turismo y las compras.

«El futuro del comercio tradicional es devastador», lamenta Maite Durán. Ella trabaja en Tiendas Rojo, donde venden ropa y lencería, y pasa las tardes de verano contando las pocas personas que pasan fuera de su escaparate. «Hay veces que entra una persona a la tienda. Otras, directamente, no entra nadie», señala. El calor de los meses de julio y agosto es, sin duda, uno de los causantes y Durán comprende que programar actividades en las horas centrales del día en esta época es complicado. Sin embargo, cree en el potencial de las mañanas, cuando las temperaturas dan algo de tregua, para desarrollar iniciativas quizá enfocadas a un público más diverso.

Y, es que, conciertos como los recientemente celebrados tienen lugar por la tarde-noche, cuando negocios como Tiendas Rojo ya han cerrado. Además, pese a ser gratuitos y atraer a todo tipo de púbicos, están más enfocados a la gente joven. Los artistas del cartel de Los40, por ejemplo, así lo atestiguan. Pero, quizá, podrían complementarse con otras actividades pensadas hacia un público de otra edad, de manera que se pueda contentar tanto a vecinos como a negocios de todo tipo. «La gente joven casi no entra a la tienda, porque el grueso de nuestras prendas tienen un corte más clásico», explica Durán.

La comerciante reconoce los grandes beneficios y el movimiento de ciudadanos que generan los conciertos, pero señala que «no repercute en todos los negocios por igual». Es por ello que pide medidas para impulsar a la gente y mantener vivo el comercio tradicional.

La otra cara de la moneda viene de la mano de los hostelerosde las inmediaciones de la Plaza Mayor de la ciudad. Moisés Gallego y Gene Ruiz José, de Croissanterie Rosendo lo tienen claro. «Conciertos como el de Los40 benefician muchísimo a los negocios de la zona», afirman. De hecho, la afluencia de gente fue tal en su local que cerraron tres horas más tarde de lo habitual.

Desde el bar restaurante La Mamarraxa se mantienen en la misma línea. Reconocen los ingresos extra que obtienen con los conciertos y que les llevaron a cerrar, con Dial al Sol, dos horas más tarde. No obstante, también piden celebrar más conciertos con cantantes variados u otro tipo de actividades para gente de todas las generaciones. Además, apuntan la importancia de celebrar acontecimientos que ayuden a Cáceres a ocupar el lugar que le corresponde en el mapa. Tania Padilla, de Arte & Souvenirs coincide en la importancia de traer cultura a la ciudad y considera que, incluso a negocios enfocados al turismo, les puede beneficiar «que haya un mayor movimiento».

Distintos testimonios que, al final, confluyen en un punto común: todos quieren los mejor para sus negocios.

Suscríbete para seguir leyendo