La Feria del Caballo y de la Artesanía que cada año promovía el Ayuntamiento de Torrejoncillo en el mes de septiembre no se celebrará por primera vez después de quince ediciones continuadas. Así lo confirmó ayer el alcalde del municipio, Moisés Leví, que justificó la decisión en el ahorro de gastos. De hecho, Leví detalló que la organización y el desarrollo de este evento tenía un coste para las arcas municipales que oscilaba entre 16.000 y 18.000 euros. Además, a este elevado gasto hay que sumar la difícil situación por la que pasan distintas administraciones que a su vez impiden continuar concediendo ayudas y subvenciones que en años anteriores han permitido al consistorio cofinanciar el evento.

El alcalde manifestó que una de las prioridades es reducir el déficit económico de la administración local. No obstante, señaló que el ayuntamiento trabajará para que en el año 2013 pueda volver a celebrarse el evento, aunque matizó que "se hará de una manera menos costosa". Por otro lado, el alcalde explicó que en el pleno celebrado el pasado viernes, tanto él que ostenta dedicación exclusiva como la edil de Obras y Servicios han acordado renunciar a la paga extra de Navidad.