La Universidad de Andorra ha donado una computadora de gran escala IBM System 3 de 1973 al Museo de Historia de la Computación (MuseoHC) que se ha trasladado de Cáceres a una amplia nave en la localidad cacereña de Majadas de Tiétar.

Se trata de un ordenador con «altísimo valor histórico dada su escasez», según ha indicado el creador y gerente del museo, Carlos Izquierdo, ya que estas máquinas tenían la «increíble» velocidad de 1,52 ciclos por microsegundos, memoria RAM protegida, que oscilaba entre 48 y 512Kb, almacenamiento de disco entre 35 y 70Mb, lectores de tarjetas perforadas más pequeñas y unidades de cinta magnética.

«Capacidades que hoy en día resultan ridículas, pero que en esa época permitió almacenar y gestionar la Seguridad Social de toda la población del Principado de Andorra hasta que quedó obsoleta y relegada al olvido», ha manifestado Izquierdo.

Posteriormente este artefacto de 400 kilos de peso acabó en los pasillos de la Universidad de Andorra como curiosidad histórica hasta que el responsable de Desarrollo de la universidad andorrana Víctor Llorente, conoció la existencia del MuseoHC y se puso en contaco con el promotor para que máquina acabase en un lugar donde pueda ser restaurada y expuesta para que todo el mundo pueda verla y disfrutarla.