La Diputación de Cáceres ha concluido las obras de reparación del puente sobre el arroyo Garganta de la Buitrera, en la localidad de Gargantilla, en las que ha invertido 100.000 euros, tras haber sufrido graves daños por la crecida del arroyo a finales del mes de octubre de 2020. 

Esta crecida provocó la socavación de los cimientos y el posterior hundimiento del tablero del puente, tal como ha explicado el diputado de Infraestructuras, Fernando García Nicolás, con lo que se vio afectado el paso de peatones y el paso de vehículos en un punto importante para la interconexión del núcleo del municipio. El proyecto fue tramitado como obra de emergencia, y se ha construido un pequeño pontón, de 10 metros de luz, con estribos y cimentación de hormigón armado, apoyada sobre el cauce natural, y cuya estructura está integrada con la estética del lugar.

El tablero se compone de una estructura mixta con vigas de acero laminado y hormigón armado sobre chapa. Además, en esta estructura se ha diferenciado la zona de paso de vehículos de la zona peatonal mediante señalización horizontal, y se ha rematado con una barandilla de protección.

Por último, se han restituido los servicios de abastecimiento, electricidad y telefonía que discurrían por el interior del tablero antiguo, que habían sido destruidos tras el colapso de la anterior estructura.