Correos instalará cajeros automáticos en las localidades cacereñas de Gata, Hoyos, Garrovillas de Alconétar y Aldeanueva del Camino, junto con otras 16 de todo el país de entre 500 y 3.000 habitantes, que actualmente no dispone de ninguna sucursal bancaria donde los vecinos puedan obtener dinero en efectivo, pero sí cuentan con un local de la entidad postal.

La empresa pública extiende de esta forma el proyecto inicial, en el que anunció la instalación de 109 cajeros automáticos en oficinas de todo el país, un despliegue muy próximo a completarse, según ha informado en un comunicado.

Los cajeros pertenecen a Euro Automatic Cash, compañía española respaldada por Grupo Banco Santander y Crédit Mutuel y especializada en gestión de flotas de cajeros automáticos, que obtuvo la adjudicación en la licitación de este proyecto.

En Galicia, instalará cajeros en Samos (Lugo) y Cenlle y Cortegada (Ourense); en Extremadura, en Gata, Hoyos, Garrovillas de Alconétar y Aldeanueva del Camino (Cáceres); en Andalucía, en Gérgal y Canjáyar (Almería), Villaluenga del Rosario (Cádiz) y Fuente de Piedra (Málaga); en la Comunidad Valenciana, en Catadau y Llanera de Ranes (Valencia); y en Castilla y León, en Hoyo de Pinares (Ávila) y Fuentes de Oñoro (Salamanca).

También los implantará en localidades de Cataluña, concretamente, en Les Masies de Voltregà (Barcelona) y Bellvís (Lleida); de Aragón, en Canfranc (Huesca); de Castilla-La Mancha, en Horcajo de los Montes (Ciudad Real); y de Canarias, en Vallehermoso (Tenerife).

La intención es seguir ampliando la instalación de cajeros a más poblaciones sin oficinas bancarias, pero que sí cuentan con oficina de Correos. El propósito es contribuir a luchar contra la exclusión financiera en zonas rurales para ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de disponer de efectivo fácilmente.

Esta actuación se enmarca dentro de la estrategia de la empresa para acercar sus servicios a los ciudadanos y ofrecerles nuevas prestaciones, así como la lucha contra la exclusión financiera en las zonas rurales del interior del país.

En este sentido, Correos proyecta un nuevo modelo de servicio a domicilio en el entorno rural que permitirá a los ciudadanos tener acceso a servicios que se prestan en las oficinas, como la compra de sellos, sobres y embalajes, o la gestión de recibos y la adquisición de los distintivos ambientales de la DGT sin salir de casa.