La Guardia Civil del Servicio de Protección de la Naturaleza de Valencia de Alcántara investiga a cuatro personas por presuntos autores de un delito de estafa en la compra-venta de 40 cochinos de montanera, logrando engañar algo más de 11.000 euros al propietario de los mismos. Así lo recoge una nota emitida ayer por la Comandancia de Cáceres en la que explica que tras una denuncia y las correspondientes investigaciones, los agentes localizaron, en una empresa de elaboración de productos del cerdo ibérico y con centenares de cochinos en engorde en Salorino, a los 40 animales que supuestamente se habían comprado de forma fraudulenta.

Tras analizar la documentación, añade la nota, se resolvió que el supuesto comprador pretendió justificar el pago con la emisión de pagarés cuyo beneficiario era la pareja de la persona que había hecho de intermediario en la compra-venta. Una vez conseguido del comprador, los datos de destino de los animales, llevó a cabo la expedición de la guía de traslado para sacarlos de la explotación de origen, no volviendo a tener contacto con el dueño de los animales. Durante el proceso además emitieron una factura, por una cantidad inferior, beneficiándose igualmente el comprador. Las personas investigadas son el intermediario, su pareja, el comprador y el titular de la explotación. Las diligencias se remitieron al Juzgado de Instrucción de Valencia de Alcántara.